Los Príncipes, la normalidad de un día especial

Los príncipes celebraron en Toledo su décimo aniversario de boda

Era un día especial pero ellos quisieron que la normalidad, esa palabra que tantas veces invoca la Princesa de Asturias para referirse a lo que desea para ella y sus hijas, presidiera las primeras horas de la jornada.

Era un día especial pero ellos quisieron que la normalidad, esa palabra que tantas veces invoca la Princesa de Asturias para referirse a lo que desea para ella y sus hijas, presidiera las primeras horas de la jornada.

AL IGUAL QUE HACE DIEZ AÑOS, MADRID AMANECIO CON UN CIELO PLOMIZO QUE AMENAZABA LLUVIA

El pasado 22 de mayo se cumplían 10 años de su boda, celebrada en la catedral de la Almudena de Madrid, y tal y como ocurrió ese día el cielo de Madrid amanecía plomizo y amenazando lluvia. Hace una década el cielo se rompió para dar paso a una lluvia torrencial en el momento en el que la Princesa tenía que haber cruzado los escasos metros que hay entre el Palacio Real y la catedral en compañía de su padre Jesús Ortiz. Casi igual que el pasado jueves cuando tras unos días veraniegos las temperaturas descendieron varias décimas y la lluvia asomaba de nuevo por la capital de España.

LOS PRINCIPES ESTRENARON TWITTER CON IMÁGENES SALIENDO DE CASA PARA LLEVAR A LAS NIÑAS AL COLEGIO Y POSANDO EN EL JARDIN

El despertador en casa de los Príncipes suena muy pronto, ya que a las 8'30 hay que salir de casa con la Infanta Leonor y Sofía camino del colegio. Es algo que suelen hacer uno u otro, en algunas ocasiones los dos, como ocurrió el día del aniversario.

Un fotógrafo de Casa Real inmortalizó ese día el momento en el que los cuatro salían de casa: las niñas vestidas con el uniforme escolar, los Príncipes casi a juego con chaquetas azul marinero y pantalones claros. Después una fotografía juntos los cuatro en los jardines que a las 8'25 se colgaban en el twitter de Casa Real, estrenado el día anterior.

A SU LLEGADA AL COLEGIO AMBOS SALUDARON SONRIENTES Y DIERON LAS GRACIAS POR LAS FELICITACIONES

Ya en el colegio Doña Letizia, muy sonriente, saludaba con la mano a los periodistas que esperaban su llegada y a la salida era Don Felipe el que bajaba la ventanilla para dar las gracias por las felicitaciones.

Unos minutos antes habíamos podido ver a la Infanta Leonor saliendo del vehículo votando una pelota de goma antes de entrar al colegio, ajena a la expectación de este aniversario de sus padres.

VISITA A TOLEDO A LA EXPOSICIÓN 'EL GRIEGO DE TOLEDO'

En este día tan especial para ellos, disfrutaron de una visita cultural a Toledo para visitar la muestra 'El Griego de Toledo' que reúne más de 100 obras, lo que la convierte en la mayor exposición sobre El Greco realizada hasta la fecha.

Muy sonrientes y cogidos de la mano, Don Felipe y Doña Letizia se detuvieron en la entrada del museo para saludar a los ciudadanos allí congregados. Cómplices y cariñosos, lucieron looks informales. La princesa se decantó por pantalón blanco, botas de tacón de color marrón a juego con el bolso, y gabardina de color beige. También muy abrigado iba el príncipe que llevaba pantalón gris, chaqueta azul de cuadros, foulard azul al cuello y zapatos de ante de color azul.

DON FELIPE RECONOCIÓ QUE ESTOS AÑOS DE MATRIMONIO SE LE HAN HECHO "MUY CORTOS"

Como unos ciudadanos anónimos más, don Felipe y doña Letizia compraron días antes sus entradas para visitar, a las 15.00 horas, la muestra, y fue precisamente a esa hora, cuando vestidos con ropa cómoda, llegaron al museo caminando unos metros y saludando a los curiosos que impacientes aguardaban la llegada real.

El Príncipe reconoció que estos años se le han hecho "muy cortos" y el balance es "positivo". Don Felipe se pronunció así al ser preguntado por los periodistas a su llegada al Museo Santa Cruz de Toledo, al que acudió junto a la Princesa de Asturias para ver la exposición convencido de que hoy era "un buen día" para venir a ver esta muestra.

Sus Altezas Reales saludaron a los numerosos ciudadanos que se congregaron a las puertas del Museo, entre los que se encontraba Buenaventura Pérez, una señora de 72 años que llevaba un vestido típico toledano. Les entregó una fotografía del día de la boda de los Príncipes de Asturias y un libro de El Greco y les dijo "Les deseo que sean muy felices en el X aniversario de su boda. Con mucho cariño Buenaventura".

LLAMARON LA ATENCIÓN DE LOS PRÍNCIPES DOS OBRAS, 'LA INMACULADA OBALLE' Y 'LA DAMA DEL ARMIÑO'

Los Príncipes de Asturias recorrieron, durante una hora, la muestra solos y con las indicaciones de la audioguía. No obstante, el secretario general de Fundación del Greco, Jesús Carrobles, estuvo atento a las posibles dudas de Don Felipe y Doña Letizia, quien le preguntó en un momento si El Greco fue una persona muy religiosa.

Llamaron la atención de los príncipes dos obras, 'La Inmaculada Oballe', realizada en 1613 durante el último período toledano del pintor cretense, y 'La Dama del Armiño', que llegó a Toledo desde Glasgow (Reino Unido) y sobre la que volvieron una vez finalizada la muestra.