Los preservativos de los olímpicos atascan los desagües de la Villa de Río 2016

Los deportistas han atascado la mayoría de los desagües al tirar los codones por la taza del WC. El deseo, a flor de piel.

Quizá fue por paliar los nervios, para relajarse o, simplemente, porque sí. Lo cierto es que el sexo ha estado muy presente en los Juegos de Río 2016, y eso ha tenido sus consecuencias.

 

No en vano, y según recogen varios medios brasileños, la cantidad de preservativos que repartió la organización entre todos los deportistas (450.000 o 42 por persona) ha provocado un gran atasco en los desagües de Río de Janeiro, al haber sido lanzados por la taza del WC.

 

No es la primera vez que esta ciudad se enfrenta a un probema como éste ya que en 2007, durante los Juegos Panamericanos, el desagüe del edificio en el que estaba la delegación argentina se atascó por completo.

 

Sexo seguro sí, pero sin provocar este caos sanitario...