Los precios industriales aumentan un 0,1 por ciento en octubre, frente a un descenso del 0,6 por ciento en España

El mayor incremento de los precios se dio en energía, con un aumento del 0,7 por ciento.

Los precios industriales aumentaron un 0,1 por ciento en octubre respecto al mes anterior en Castilla y León, frente a un descenso del 0,6 por ciento en el resto del país, y se mantuvieron invariables en comparación con el mismo mes de 2012 (en España descendieron un 0,2 por ciento), según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

En concreto, el mayor incremento de los precios se dio en energía (0,7 por ciento, 7,1 por ciento en términos interanuales), seguido de los bienes de consumo (0,3 por ciento, 2,0 por ciento en comparación con octubre de 2012) y de los bienes de equipo (0,1 por ciento, -0,9 por ciento en términos interanuales).

 

Sin embargo, en octubre bajaron los precios de los bienes intermedios (-0,2 por ciento), con una evolución también negativa (-3,0 por ciento) en términos interanuales.

 

La tasa anual del IPRI disminuyó en nueve comunidades autónomas, con especial incidencia en Castilla-La Mancha (-1,2 por ciento), Andalucía (-2,1 por ciento) y La Rioja (3,8 por ciento), con descensos de 1,5, 1,4 y 1,2 puntos, respectivamente.

 

Por su parte, los mayores aumentos se produjeron en Baleares (6,5 por ciento), Asturias (0,2 por ciento) y Canarias (-0,5 por ciento), cuyas tasas aumentaron en 2,2, 1,8 y 1,8 puntos, respectivamente.

 

A nivel nacional, con este retroceso interanual en el décimo mes del año, los precios industriales vuelven a terreno negativo después del tímido avance del 0,1 por ciento experimentado en septiembre.

 

Los precios industriales arrancaron 2013 en positivo y en marzo y abril entraron en tasas interanuales negativas, situación que no se daba desde 2009. Volvieron a crecer entre mayo y julio, cayeron levemente en agosto, subieron ligeramente en septiembre y en octubre han entrado de nuevo en negativo, aunque con un retroceso interanual moderado.

 

El descenso interanual de octubre se debe al sector energético y a los bienes de consumo no duradero. En concreto, la energía situó en octubre su tasa anual en el 0,9 por ciento, ocho décimas inferior a la del mes anterior, debido al abaratamiento de la producción de gas.

 

Por su parte, los bienes de consumo no duradero recortaron su tasa interanual seis décimas, hasta el 0,5 por ciento, por la bajada de precios en la fabricación de aceites y en el procesado y conservación de carne, registrando estos sectores sus menores tasas anuales desde septiembre de 2009 y agosto de 2010, respectivamente.