Los populares arrancan su convención sabiendo que no habrá candidatos ni programa

Cospedal, Rajoy, Arenas en el Comité Ejecutivo Nacional del PP

Rajoy prefiere dejar para más adelante la designación de cabezas de lista, aunque habrá continuidad en las capitales de provincia. El presidente del Gobierno apunta a marzo, como en 2011. No hay prisa por el programa: saldrá de dos convenciones que se celebrarán durante febrero.

El PP celebra a partir de hoy en Madrid su convención nacional, una cita en la que se presumía podrían conocerse algunos nombres y pautas para la designación de candidatos a las próximas municipales y en la que también se esperan aportaciones al programa marco que pretenden los populares para presentarse a los comicios del 24 de mayo. Sin embargo, no parece que ni una cosa ni la otra se puedan esperar de los tres días intensos que van a pasar 2.600 personas, de ellas 300 de la delegación en Castilla y León, cuyos miembros tendrán unas 30 intervenciones de las 350 previstas en las distintas mesas.

 

Semanas atrás la expectativa de que Rajoy diera a conocer los nombres de los candidatos populares en las capitales de provincia habían centrado los focos sobre la cita de Madrid, pero con el paso del tiempo esta expectación se ha ido desinflando. El motivo, que el presidente del Gobierno prefiere dejarlo para más adelante: tan adelante como marzo. Según Rajoy, en 2011 ya se hizo así y funcionó bien: consiguió la alcaldía en 34 capitales de provincia. Así que Rajoy pretende repetir estrategia y así se lo dio a conocer a su cúpula en el encierro de hace unos días en Toledo.

 

Esto va a mantener con la duda a muchos candidatos durante unas semanas más, quizás demasiadas según algunos, pero la incertidumbre tampoco va a ser excesiva. Según las premisas populares, la inmensa mayoría de los actuales alcaldes repetirán. Se trata más bien de seguir con una estrategia de perfil bajo, evitando el desgaste a los candidatos tras una legislatura difícil, en el que poco han podido brillar, y concentrando la campaña lo más posible. Si acaso, se podría saber algo más de las decisiones para Valencia o Madrid.

 

 

SEGUIR ESPERANDO

 

Así que los candidatables de Castilla y León seguirán con la incógnita todavía unas semanas, pero sabiendo que tienen muchas papeletas para seguir... en términos generales. Todos ellos tienen que lograr la aprobación del Comité Electoral Nacional, quien se encarga de nombrar candidatos.o es el caso de Rosa Valdeón, que ya ha decidido que no repetirá (¿salvo que Herrera se lo pida?) y al que el PP zamorano le busca sustituto/a que debe contar con la aprobación de Génova; León de la Riva se ha postulado para seguir, pero en su caso las 'pegas' las pone el partido, no el interesado; Javier Lacalle ha estado con un pie fuera de la alcaldía de Burgos por las protestas de Gamonal, pero ahora el viento sopla a favor y tiene papeletas para seguir.

 

Alfonso Polanco, en Palencia, y Emilio Gutiérrez, en León, también tienen, a día de hoy, el apoyo para optar a la reelección y nadie les cuestiona dentro del partido. Y Miguel Ángel García Nieto (Ávila) se ha puesto a disposición del partido. Capítulo al margen merece Alfonso Fernández Mañueco. Sus expectativas apuntaban a la Junta pero no parece que se den las condiciones para que se cumplan, así que hace semanas que ha dicho que quiere repetir como candidato a la alcaldía de Salamanca.

 

En cuanto a si Juan Vicente Herrera repetirá o no como candidato a presidir la Junta de Castilla y León, más de lo mismo... a pesar de que muchos dan por hecho que volverá a ponerse al frente de la lista para, pasados unos meses, hacer realidad su deseo de retirarse y dejar la presidente en mano de José Antonio de Santiago-Juárez.  

 

 

MANIFIESTOS, PERO NO PROGRAMAS

 

El propio Fernández Mañueco ha asegurado estos días que el partido ocupará estos tres días en diseñar la manera de hacer balance de estos años de gobierno y planteará propuestas para el programa marco de las elecciones de mayo. Esa es la idea original, pero parece que tampoco se cumplirá por completo. De entrada, el 'leit motiv' de la campaña ya está elegido: el PP se presentará a las elecciones autonómicas y municipales como el partido de la estabilidad y la seguridad frente a la incertidumbre de las políticas que defienden populismos y formaciones como Podemos. Sobre esta idea girarán las ideas que salgan para comunicar precisamente esto aprovechando los logros de estos años. Y que se expresarán a través de tres manifiestos que ya están preparados.

 

Y eso será lo más parecido a decisiones sobre programa en esta convención, porque los planes son otros. A principios de enero Rajoy ya dijo a su cúpula que los programas-marco, el autonómico y el municipal, y sus candidatos tanto a las alcaldías como a las Comunidades Autónomas saldrían de cuatro reuniones que se van a celebrar durante febrero. Un calendario que abona la certeza de que la incógnita popular no se resolverá hasta marzo.

Noticias relacionadas