Los peajes: "frontera económica” para las empresas y ciudadanos

José María González, procurador de IU en las Cortes de Castilla y León, sitúa la red de autopistas de la región “como un handicap” cuantificado en 540 euros mensuales para un usuario medio en el caso de Ávila.

Izquierda Unida de Castilla y León demanda un mayor compromiso e implicación de la Junta en materia de transporte de viajeros en la comunidad, una región que ha visto mermada su vertebración con el deterioro de las comunicaciones ferroviarias y por carretera “alejando con ello a aquellas empresas que buscasen ubicarse en nuestro territorio” ha interpelado José María González, procurador de Izquierda Unida en las Cortes de Castilla y León, al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván. Interpelación en la que Ávila tuvo un especial protagonismo tanto por la caída de las relaciones ferroviarias, el peaje o el funcionamiento del transporte a la demanda.


No duda José María González en situar la red de autopistas en la comunidad como una “auténtica frontera económica tanto hacia el sur, por la A-6, como hacia el norte, por la A-1” castigando con ello “el desplazamiento de los viajeros y las mercancías” en lo que supone un “hándicap para empresas y ciudadanos, que se desplazan a otras comunidades y provincias con mayores ventajas”. Un punto en el que el procurador de Izquierda Unida recuerda el caso de Ávila, con la AP-51 y la AP-6, una provincia en la que cuantifica “el esfuerzo económico de los ciudadanos” en 540 euros mensuales. Un esfuerzo “doble” amparado en el incumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que señaló los graves incumplimiento en la concesión de las obras de la A-6, la ampliación del peaje en 35 años más y la construcción de la AP-51.


Handicap con el peaje y problemas en el transporte ferroviario o el transporte a la demanda.

“La mal llamada racionalización del ferrocarril” ha supuesto la pérdida en Castilla y León de 250 frecuencias ferroviarias y  47 localidades afectadas por la pérdida del servicio de ferrocarril. “Cuando deberíamos estar avanzando hacia un sistema de cercanías que fijase nuestra población en los núcleos rurales” José María González sitúa la actual ‘racionalización’ ferroviaria en el polo opuesto.


Una situación que no ha venido a mejorar el transporte a la demanda, “un programa brillante sobre el papel pero que en la práctica deja mucho que desear” dado que finalmente “es el viajero el que se ve supeditado a horarios y fechas fijas para hacer uso de él”. En este sentido a las Cortes de Castilla y León ha llegado el caso del transporte a la demanda entre Cabezas del Villar y Muñico, que ofrece este servicio “en un día fijo y unos horarios concretos”. De este modo un vecino de Cabezas del Villar que busque trasladarse a Muñico debe hacerlo los martes entre las 8,30 a 9,06 y regresar desde Muñico de 11,05 a 11,56 horas.


Es por todo ello que en los próximos días Izquierda Unida de Castilla y León dará un nuevo paso más con la formulación de una moción siguiendo los términos de la interpelación realizada en el pasado pleno de las Cortes y solicitando el compromiso de la consejería en un asunto en el que “se suele mirar para otro lado o justificarlo en las decisiones de Madrid”.