Los partidos acumulaban en 2012 una deuda con los bancos de más de 275 millones de euros

Ramón Alvarez de Miranda

La deuda de los partidos políticos con las entidades financieras al cierre del ejercicio 2011 alcanzaba la cifra de 275,3 millones de euros, siendo el PP el que más debía, con casi 78 millones de euros, seguido del PSOE, con algo más de 70 millones. 

Así lo refleja el último informe del Tribunal de Cuentas correspondiente a los años 2009, 2010 y 2011, al que ha tenido acceso Europa Press, que, sin embargo, no da cuenta de las entidades que financian a las distintas formaciones políticas.

En concreto, al término de 2009 los partidos adeudaban a los bancos 237 millones de euros, cifra que bajó hasta los 218,4 millones a finales de 2010 llegando hasta los 275,3 millones con la llegada de 2012. De dicho saldos, según precisa el órgano fiscalizador, 145,4 millones, 153, 1 millones y 129,9 millones corresponden a deudas con
garantía hipotecaria en cada uno de los respectivos ejercicios.

EN 2011 AUMENTÓ LA DEUDA POR LAS ELECCIONES

En concreto, los 'populares' adeudaban a los bancos 77,99 millones de euros al cierre de 2011, una cantidad que se elevó con respecto al año anterior (54 millones) como consecuencia de las elecciones de noviembre de ese año. Lo mismo le ocurrió al PSOE al pasar de 56,85 millones de euros en deuda en 2010 a los 70,10 millones en 2011.

El tercer lugar, tras 'populares' y socialistas, lo ocupa el Partido Nacionalista Vasco (PNV), que adeuda 27,70 millones de euros, seguido de Izquierda Unida, que terminó 2011 con créditos por valor de 17,42 millones.

Muy cerca se encuentra Unió (UDC), el partido que lidera Josep Antoni Duran i Lleida, con 16,27 millones, mientras que su socio de coalición, Convergència (CDC) llegó a 2012 con una deuda de 3,6 millones. Sin embargo, a las deudas que cada partido acumula por separado también hay que añadir las que suman en coalición, que se sitúa en los 12,6 millones de euros.

Justo detrás aparece en la tabla Iniciativa per Catalunya (ICV), que arrastraba una deuda de 16,13 millones de euros; Bloque Nacionalista Galego (BNG), con 4,7 millones; Unión, Progreso y Democracia (UPyD), con 2,9 millones; Esquerra Republicana (ERC), con 2,48 millones; y Eusko Alkartasuna (EA), con 2,39 millones. Les siguen Foro de Ciudadanos, con 1,063 millones de euros; Ezker Batua-Berdeak, con 1,06 millones de euros; Coalición Canaria, con 1,027 millones.

AMAIUR DEBE POCO MÁS DE 300.000 EUROS

Por debajo del millón de euros se encuentran partidos más modestos, como la Chunta Aragonesista (999.762 euros), y de corte automómico, como el Partido Aragonés (887.606 euros), Bloque Nacionalista de Valencia (863.359 euros) o Esquerra Unida del País Valenciá (769.853 euros).

En esta lista también está el Partido Comunista de España, que tiene créditos por valor de 406.228 euros; la coalición abertzale Amaiur --que aúna a Aralar, EA, Alternatiba y la izquierda abertzale-- que debe a los bancos 318.024 euros, que entró en el Congreso a raíz de las últimas generales, y Unión del Pueblo Navarro, que adeuda 281.655 millones.

Según los datos del Tribunal de Cuentas, la coalición Compromís-Equo acabaron el ejercicio de 2011 sin deber un solo euro al banco, al igual que ocurre con Esquerra Republicana Pel País Valenciá o Geroa-Bai.

Asimismo, el informe destaca que la deuda vencida de los partidos en los ejercicios 2009, 2010 y 2011 ascendió a 1,6 millones, a 1,5 millones y a 1,3 millones de euros respectivamente y que se distribuyó entre Eusko Alkartasuna (0,8 millones en los tres años fiscalizados), Unió (0,8 millones en 2009, 0,7 millones en 2010 y 0,5 millones en 2011).

Noticias relacionadas