Los padres ponen nota a los comedores escolares

La Junta pondrá a disposición de las familias del 10 al 20 de diciembre una encuesta on line para valorar el servicio de los comedores escolares. La primera valoración, tras los casos de comidas en mal estado, arrojaron una puntuación positiva.

El Plan Global de Mejora de comedores escolares, puesto en marcha por la Consejería de Educación el pasado curso, incluye la realización de encuestas para conocer la aceptación que las familias tienen del servicio. La Administración educativa autonómica ya realizó una primera fase en junio de 2015, coincidiendo con la finalización del curso escolar, cuyos resultados fueron muy positivos, ya que el 79 % de las familias aseguró estar satisfecha con el servicio de comedor escolar. A partir de este curso y de manera trimestral, los padres y madres podrán realizar estas encuestas anónimas para hacer un seguimiento de la consideración de este servicio complementario.

 

Desde el año 2008, la Consejería de Educación presta el servicio público de comedores escolares a una media de 30.000 comensales diarios, o bien, a unos 40.000 comensales cada curso. La experiencia en la gestión de los últimos años, así como la propia evolución del servicio, ha reforzado su función de conciliación familiar, laboral y escolar, y en muchos casos compensatoria de posibles carencias socioeconómicas, y llevó a la Consejería de Educación, a través de la Dirección General de Política Educativa Escolar, a elaborar el pasado curso el Plan Global de Mejora de comedores escolares.

 

Este plan fue la respuesta a los variados casos de incidencias en los comedores escolares, como comidas en mal estado o la aparición de tuercas en algunas bandejas. Esto derivó en expedientes y sanciones a las empresas concesionarias de los servicios, aunque en muchas ocasiones han mantenido los contratos.

 

Entre los principales ejes de actuación incluidos en este plan, destacan los controles sanitarios y auditorías que certifiquen la calidad global del servicio, adaptaciones en los menús para lograr una transición a las indicaciones marcadas por la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (Estrategia NAOS) –que incluyen mayor consumo de frutas y verduras enteras-, creación de las comisiones provinciales de comedores escolares, configuradas como órganos de participación de los agentes implicados en la gestión del servicio y campañas permanentes de información y colaboración con las universidades públicas de Castilla y León, en la que destacan las encuestas para conocer la aceptación que las familias tienen del servicio.

 

Estos cuestionarios, que los progenitores complementarán de forma anónima, recogen los contenidos propuestos por parte de las universidades públicas de Valladolid y León. Puesto que las encuestas se conforman como un instrumento permanente de mejora, van a estar disponibles en este primer trimestre, del 10 al 20 de diciembre, para hacer así un seguimiento de la consideración del servicio de comedor escolar por parte de las familias.

 

Estas encuestas podrán cumplimentarse por todos los usuarios y se realizarán sobre el censo de los comensales, sean habituales o esporádicos, ya que es importante recoger todas las impresiones posibles de las familias de la Comunidad. Podrán cumplimentarse de dos formas: directamente a través de la aplicación ubicada en el Portal de Educación de comedores escolares para usuarios registrados  https://comedoresescolares.jcyl.es , o bien, mediante el servicio de atención al ciudadano 012, en el  teléfono 983 32 78 50.

 

 

SATISFACCIÓN GENERAL

 

El pasado 18 de junio, la Consejería de Educación envió a todas las familias registradas en el servicio de comedor escolar un correo electrónico en el que se incluía un link que redirigía a una encuesta para su cumplimentación. En este primer cuestionario, participaron 1.481 padres y madres, cuyos hijos asisten habitualmente al comedor escolar. Si bien es un porcentaje modesto, en torno al 20 % de los progenitores registrados, se considera un universo de estudio suficientemente representativo como para poder sacar conclusiones acerca de la percepción de las familias.

 

En un primer acercamiento, y teniendo en cuenta a quien se ha dirigido esta encuesta piloto -padres registrados en la aplicación, que suponen un tercio del total de comensales-, los resultados han sido muy positivos, alejados de la percepción pública que se muestra del servicio.

 

La pregunta ‘En líneas generales, ¿está satisfecho con el servicio de comedor escolar?’ se estableció como barómetro de la percepción general que hay del mismo. La mayoría de los padres, un 79 % de ellos, se mostró muy satisfecho, bastante satisfecho o satisfecho. Asimismo, el 77 % de los progenitores encuestados consideraron que los menús son saludables y equilibrados y el 70 % de ellos que el tamaño de las raciones es adecuado -tan solo el 5 % las consideró escasas y el 75 % señaló que sus hijos pueden repetir si lo desean-.