Los padres de una joven degüellan a su marido y a ella misma con una guadaña por casarse sin su permiso

El matrimonio con un hombre que no sea aceptado por la familia es uno de los peores insultos en Pakistán.

Una pareja paquistaní ha sido degollada por los familiares de la chica de 17 años, Muafia Hussein, tras conocerse que se habían casado sin su consentimiento. Los padres de ella atrajeron a la pareja a su casa a última hora del pasado jueves para otorgarles su aprobación, pero les ataron y les rebanaron el cuello con guadañas.

 

El caso ha salido a la luz este sábado después de que la Policía informara del mismo, ocurrido en la localidad de Satrah, provincia de Punjab, en el este de Pakistán. La chica se había casado con un hombre de 31 años el pasado 18 de junio.

 

"Cuando la pareja llegó (a la casa de los padres de la joven), los ataron con cuerdas. El padre les cortó el cuello", ha explicado un portavoz policial, Rana Zashid.

 

Los presuntos responsables de los asesinatos han sido detenidos, pero éstos siguen manteniendo que es una gran vergüenza para su familia que la chica se casara con un hombre de una tribu de menor rango social.

 

Los crímenes de honor son relativamente frecuentes en Pakistán, donde en muchas zonas las costumbres están muy arraigadas y se considera aceptable asesinar a una mujer que se comporte de forma inapropiada. En los últimos meses han sido asesinadas mujeres por comportamientos considerados indecentes como cantar, mirar por una ventana o hablar con un hombre que no era familiar suyo.

 

El matrimonio con un hombre que no sea aceptado por la familia es uno de los peores insultos.

 

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán contabilizó 869 asesinatos de honor el año pasado, aunque la cifra real podría ser mucho más alta porque muchos casos no salen a la luz.

 

Tampoco contribuye la legislación paquistaní, que prevé que un hombre acusado de matar a una mujer puede ser perdonado si la familia de ella lo acepta, así que a veces las propias familias encargan el asesinato de las mujeres para posteriormente perdonar al culpable.