Los ‘Osos Pekosos’ de Carrefour recaudan fondos a favor de la infancia con parálisis cerebral

"Osos Pekosos"

Para la recaudación de fondos, Carrefour, en colaboración con Famosa, ha lanzado una edición limitada de 180.000 peluches, que pueden adquirirse por valor de 3,50 euros, de los cuales uno irá destinado a esta iniciativa.

Carrefour, en el marco de la celebración del “Año Carrefour a favor de la Infancia con Parálisis Cerebral”, ha puesto a la venta en exclusiva en todos sus hipermercados la colección ‘Osos Pekosos’, unos peluches con los que la compañía, a través de su Fundación, pretende recaudar fondos para los proyectos que Confederación ASPACE desarrolla para atender las necesidades específicas de niños y niñas con parálisis cerebral de toda España.

 

El lanzamiento de la campaña ‘Osos Pekosos’ se enmarca dentro del convenio de colaboración que ambas entidades firmaron el pasado mes de febrero y se produce tras la celebración del Congreso Nacional de Parálisis Cerebral. Este congreso se celebra anualmente el fin de semana previo al Día Mundial de la Parálisis Cerebral, que este año, como cada primer miércoles del mes de octubre, tendrá lugar el día 7 de octubre.

 

Para la recaudación de fondos, Carrefour, en colaboración con Famosa, ha lanzado una edición limitada de 180.000 peluches, que pueden adquirirse por valor de 3,50 euros, de los cuales uno irá destinado a esta iniciativa.

 

Los beneficios del proyecto servirán para dotar a los centros vinculados a Confederación ASPACE de equipamiento, ayudas técnicas y productos de apoyo que permitan mejorar la rehabilitación y potenciar la autonomía de los menores con parálisis cerebral, de manera que puedan ver mejorada su calidad de vida y su bienestar físico.

 

En concreto, la Fundación Solidaridad Carrefour entregará a Confederación ASPACE diferentes kits de fisioterapia respiratoria, camas de masaje con armazón articulado y colchones de posicionamiento.

 

Para Confederación ASPACE, la atención de la parálisis cerebral en los primeros años de vida resulta fundamental, pues el nivel de autonomía que estas personas puedan alcanzar en su edad adulta está directamente vinculado con la calidad de la atención recibida en la infancia. Por este motivo, la dotación de equipamientos de atención y apoyo resulta vital para que los más de 4.500 profesionales de ASPACE puedan ofrecer sus servicios en las mejores condiciones.