Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Los obispos ven legítimo impedir la fecundación tras una violación, pero no el aborto

Sobre la píldora del día después aseguran que supone un aborto precoz y "hasta ahora todos los fármacos existentes tienen ese efecto, y entonces no es posible".

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

 

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, ha asegurado que es "legítimo" impedir la fecundación en un acto de violación, aunque "en ningún caso abortar" así como el uso de una píldora del día después que no tuviese efecto abortivo para esos casos, tal y como ha apuntado la Iglesia católica alemana la pasada semana. No obstante, ha indicado que no conocen la existencia de un fármaco de este tipo.

 

"Si hubiera una píldora que no fuese abortiva, estaríamos en un caso distinto, pero ese caso a no nosotros no nos consta, que exista una píldora del día siguiente que no tenga efecto abortivo --ha precisado--. Entonces, como una violación no es un acto conyugal, sino un acto de injusticia y de violencia, es legitimar la defensa contra esa agresión y es legítimo impedir la fecundación, no abortar, porque en ningún caso es legítimo quitar la vida a un ser humano inocente".

 

Durante la rueda de prensa posterior CCXXVI Reunión de la Comisión de la Conferencia Episcopal Española, Camino ha recalcado que si la píldora del día después supone un aborto precoz y, según ha remarcado, "hasta ahora todos los fármacos existentes tienen ese efecto, entonces no es posible". "No se puede quitar la vida a ningún ser humano inocente, no hay excepción a ese principio moral. Si lo hubiera, y si los obispos alemanes lo conocen, hacen muy bien en apuntar ese caso. Nosotros ya nos enteraremos", ha señalado Martínez Camino.