Los nuevos y las dudas, presentes en el primer entrenamiento

Los tres fichajes del Real Valladolid realizaron su primer entrenamiento como blanquivioletas, al igual que algunos que pueden marcharse pronto como Ebert o Dani Hernández.

 

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Al Valladolid todavía le falta bastante trabajo con respecto a los jugadores que pueden terminar saliendo o no, pero mientras tanto los tres recién llegados demostraron en el primer entrenamiento que pueden aportar bastante al Real Valladolid.

 

Bien es cierto que no se puede juzgar a nadie por tan solo un día de trabajo, ni siquiera por toda una semana, pero tanto Bergdich como Mariño y Alcatraz apuntaron maneras en su primera exhibición ante los cien aficionados que se trasladaron hasta los Anexos. Al menos bastante trabajo y, quizá lo que es más importante, ganas de trabajar.

 

Al franco marroquí se le vio especialmente hábil en la conducción del balón, mientras que Alcatraz demostró que con el balón en los pies es capaz de imprimir velocidad al juego. De Mariño, quizá del que más conocimiento tenga el espectador medio de fútbol por sus actuaciones en Villarreal, quedó patente que el Valladolid ha fichado a un portero con reflejos felinos y que es perfectamente capaz de disputarle el puesto a Jaime y a Dani Hernández.

 

LAS DUDAS

 

Precisamente el portero venezolano cumplió con sus deberes y apareció en la mañana del lunes a los exámenes médicos y por la tarde al entrenamiento, algo lógico dado que tiene contrato en vigor pese a los rumores que le sitúan en el Espanyol o en equipos de Suramérica tras la llegada de Mariño.

 

Pero sin embargo hubo otros como Ebert que, quizá por verse ya más fuera que dentro, tan solo apareció al entreno. El futuro del alemán parece lejos de Valladolid y tras la vuelta de vacaciones el Atlético podría reactivar el intento de fichaje. Curiosamente, fue el más vitoreado por los aficionados tras la salida del vestuario este lunes. 

 

Pero no son los únicos con una situación dudosa en el Pucela. Carlos Lázaro, Quique, Bueno y Manucho no tienen un puesto fijo en el Real Valladolid para la temporada 2013/14 y a pesar de todo hicieron acto de presencia en el primer “mandato” de JIM sobre el césped de los Anexos, misma situación que podría vivir incluso Javi Guerra.

 

Caso peculiar es el de Omar Ramos y Valdet Rama. Ninguno de los dos estuvo ni en las pruebas médicas ni en el entrenamiento, pero parece que ambos podrían acabar a las órdenes de JIM.

 

Según desveló El Mundo Valladolid hace dos semanas, el canario renovará pronto por tres temporadas, mientras que el albano kosovar publicó hace unos días en su cuenta de Twitter que “hará la pretemporada con el Valladolid”, por lo que sorprende su ausencia este lunes. Queda claro que todavía hay mucha tela por cortar en los despachos del estadio y no conviene dejarlo todo para última hora como el año pasado.