Los nuevos tiempos: puertas abiertas en el Ayuntamiento de Valladolid y alcalde sin escolta

El Ayuntamiento de Valladolid aprobó el despido este miércoles. A.MINGUEZA

Una semana después de la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Valladolid ya se aprecia la medida más llamativa: la puerta principal de la Casa Consistorial está abierta.

Fue una promesa tanto del alcalde, Óscar Puente, como del ahora teniente de alcalde, Manuel Saravia. Si llegaban a la Alcaldía, la puerta principal del Ayuntamiento de Valladolid se abriría de par en par para todos los ciudadanos. Dicho y hecho. Ya es una realidad.

 

Lo cierto es que esa puerta fue el acceso habitual durante años, pero por motivos de seguridad se optó por cerrarla y dejarla exclusivamente para eventos o actos concretos. De esta forma, el acceso a la Casa Consistorial se realizaba por la puerta de la calle Manzana, donde había también un control de seguridad.

 

Ahora se puede acceder directamente a las distintas dependencias municipales por la puerta que da a la Plaza Mayor, aunque también existen las lógicas medidas de seguridad con la presencia de la Policía Municipal.

 

Otro rasgo de estos nuevos tiempos que ya se han instalado los protagoniza el propio alcalde, Óscar Puente, que ha renunciado a llevar escolta como tenía su antecesor, Javier León de la Riva. Aunque puede llegar a tener ciertos controles, el equipo personal que llevaba el anterior regidor ha sido destinado a otras tareas.