Los niños también pueden sufrir el síndrome postvacacional

La especialista recomienda potenciar los aspectos que entusiasman al pequeño en la escuela, seguir una alimentación energética que facilite la rutina e ir a comprar juntos el material para el nuevo curso.

El 65 por ciento de los adultos que vuelven a la jornada tras un periodo de vacaciones sufren el 'síndrome postvacacional', siendo la causa más común la insatisfacción con su rutina diaria, según un profesora de psicología de la Universitat Oberta de Catalunya.

 

De este porcentaje, un 20 por ciento se recupera en dos días, mientras que un 35 por ciento podría tardar hasta dos semanas. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no reconoce este problema como una enfermedad, sino como un fenómeno psicoemocional que aparece como reacción al regreso a la rutina.

 

"En los casos más graves, la 'depresión posvacacional', puede tener repercusiones emocionales, psicológicas e incluso de salud", ha informado la especialista en estudios psicológicos y ciencias de la educación de la Universidad, Mireia Cabero.

 

Este síndrome aparece cuando el trabajador, y en algunos casos los niños, no afrontan adecuadamente su vuelva a la rutina, "y cuanto más negativa y poco interesante sea esta, más posibilidades hay de sufrir las consecuencias de este tipo de depresión", ha explicado Cabero.

 

Además, los niños también sufren este fenómeno, ya que mentalizarse de la vuelta al colegio puede crear cansancio, cambios de humor y problemas estomacales, entre otros.

 

Para evitar este problema, la especialista recomienda potenciar los aspectos que entusiasman al pequeño en la escuela, seguir una alimentación energética que facilite la rutina e ir a comprar juntos el material para el nuevo curso, por ejemplo.

 

CONSEJOS PARA EVITAR LA 'DEPRESIÓN POSTVACACIONAL'

 

"Es necesario tener una rutina satisfactoria que la misma persona haya elegido, el resto de soluciones son parches que no resuelven nada y que solo sirven para tapar durante un tiempo el problema de fondo", ha informado la profesora.

 

El Institut Dra. Natalia Ribé recomienda solucionar las tareas laborales poco a poco, ya que cuando se regresa de vacaciones hay mucho trabajo acumulado y pendiente por hacer. Además, es recomendable que la vuelta no sea radical, es decir, al salir del trabajo hay que hacer alguna actividad parecida a la que se solía hacer en vacaciones.

 

Por otra parte, es necesario practicar deporte para liberar endorfinas y evitar sensación de tristeza al haber finalizado las vacaciones. Por último, hay algunos trucos que facilitan el regreso, como por ejemplo volver a trabajar entre semana en lugar de un lunes o segmentar las vacaciones en lugar de tomarlas el mes seguido.