Los neandertales hacían fuego con manganeso hace 50.000 años

Restos hallados en las cuevas neandertales

Los neandertales utilizaron óxidos de manganeso para hacer fuego y no como pigmento para colorear como se pensaba previamente, según el análisis de numerosos fragmentos hallados en yacimientos de Francia.

La interpretación usual es que estos óxidos de manganeso se recogieron por sus propiedades colorantes y se utilizaron en la decoración del cuerpo, potencialmente para la expresión simbólica. Los neandertales utilizaban habitualmente fuego y, si necesitaban material negro para la coloración, el hollín y el carbón eran fácilmente disponibles, mientras que la obtención de óxidos de manganeso para ese fin habría incurrido en importantes gastos de subsistencia.

Una serie de análisis de la composición ha llevado a los científicos de la Universidad de Leiden y la Universidad de Tecnología de Delft (Holanda) a inferir que los neandertales tardíos en Pech-de-l'Azé I (Dordoña, suroeste Francia) practicaron la selección deliberada de dióxido de manganeso hace 50.000 años.

Experimentos de combustión y mediciones gravimétricas demuestran que el dióxido de manganeso reduce la temperatura de auto-ignición de la madera y sustancialmente aumenta la velocidad de combustión del carbón vegetal; en otras palabras, el dióxido de manganeso facilita encender fuego.

La evidencia arqueológica de fuego y de la conversión de los bloques de dióxido de manganeso en polvo apoya la hipótesis de que los neandertales en Pech-de-l'Azé utilizaron dióxido de manganeso para hacer fuego. El fuego habría proporcionado beneficios importantes de subsistencia, pero su significación social y simbólica no debe ser pasada por alto.

CAPACIDADES COGNITIVAS NEANDERTALES

La selección y el uso de dióxido de manganeso para encender fuego es desconocida en el registro etnográfico de los últimos cazadores-recolectores. Este conocimiento se había perdido. Este comportamiento inusual tiene un significado potencial para nuestra comprensión de las capacidades cognitivas de los neandertales a través de la extensión de sus conocimientos y puntos de vista.

Las acciones involucradas en la selección preferencial de un material específico, no combustible y su uso para hacer fuego no son evidentes ni intuitivos. El conocimiento y las ideas sugeridas por la selección de dióxido de manganeso y su uso para hacer fuego revela decisiones sorprendentes y cualitativamente diferentes de la experiencia comúnmente asociada con los neandertales.

Curiosamente, mientras que los neandertales podrían haber usado de origen dióxido de manganeso para hacer fuego haciendo hace 50.000 años, el dióxido de manganeso tiene usos importantes en la actualidad en el almacenamiento de energía (baterías) y potencialmente en sistemas de producción de energía limpia.

Peter Heyes, primer autor del estudio, sugiere: "No sabemos cómo los neandertales hicieron fuego, pero dadas sus habilidades con la lítica, podríamos comenzar con la suposición de que usaron chispas y yesca. El dióxido de manganeso, añadido a las virutas de madera u otra yesca, aumenta la eficiencia con la que la yesca captura una chispa y prende. Hacer fuego con las chispas de pedernal no es tan fácil como puede parecer, pero el dióxido de manganeso tiene un efecto beneficioso significativo.