Los ministros de Agricultura de los 28 rechazan aumentar las cuotas lácteas esta campaña

España reclamaba acelerar la preparación de medidas de gestión de crisis


BRUSELAS, 14 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Agricultura de los 28 han rechazado este lunes de forma definitiva, tras varios meses de debates, la petición de Alemania, Austria y Holanda de aumentar las cuotas lácteas esta campaña, lo que en la práctica habría significado adelantar la supresión de las cuotas, prevista para el 31 de marzo de 2015.

Un total de once Estados miembros, liderados por Francia y Reino Unido, se han opuesto a incrementar las cuotas. Otros tres -Dinamarca, Suecia y Finlandia- rechazaban también la última propuesta de compromiso sobre la mesa del Consejo de Agricultura, según han informado fuentes europeas.

Este compromiso preveía limitar a 110 millones de euros el importe máximo de multas que deberían pagar los Estados miembros por superar sus cuotas esta campaña. Según las últimas estimaciones de producción, las sanciones por sobreproducción alcanzarán un total de 600 millones de euros, por lo que la aceptación de este plan habría supuesto para los incumplidores un ahorro de 500 millones, de acuerdo con las fuentes consultadas.

La falta de acuerdo ha impedido también al Consejo de Agricultura pedir a la Comisión que acelere la puesta en marcha de mecanismos de gestión de crisis tras el fin de las cuotas, que era la cuestión que más interesaba a España.

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha admitido antes de la reunión que el Consejo está "tremendamente dividido" sobre la cuestión de la leche. España había intentado mediar sobre los dos bandos pero también sin éxito.

"Si no se llega a ningún acuerdo, todos conocemos nuestra cifra de producción de la cual no debemos pasarnos o de hacerlo el sector tiene que asumir" las sanciones, ha explicado la ministra.

"Nuestro deseo es llegar a un acuerdo porque también estamos pidiendo que la Comisión tenga preparado todo el trabajo llegado el caso, y esperemos que no, de que hubiera una crisis de márgenes o de precios en la UE, que desarrolle las medidas que se acordaron en la reforma de la Política Agrícola Común para regular los mercados", señalaba García Tejerina.