Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los mejores momentos del Vía Crucis recogidos en este audiovisual

Monseñor Ricardo Blázquez presidió el acto litúrgico que contó con 14 conjuntos escultóricos que dieron vida a al rezo del Vía Crucis.

Las previsiones metereológicas esta vez no fallaron. La lluvia y la nieve dieron una tregua para que la Plaza Mayor de Valladolid se convirtiera en un improvisado Gólgota, donde rememorar la Pasión de Cristo en sus catorce momentos relevantes, representados por otros tantos conjuntos escultóricos de la Semana Santa de Valladolid.

 

A pesar de las gélidas temperaturas, cientos de personas se dieron cita para seguir el rezo de las meditaciones en cada paso, en un Vía Crucis, organizado con  motivo del Año de la Fe por Arzobispado y Junta de Cofradías, y que fue presidido por el arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez.

 

El traslado de los conjuntos desde sus diferentes templos se prolongó media hora más de lo previsto. Y es que desde las cinco y media de la tarde las calles del centro se convirtieron en un hervidero de procesiones donde se pudieron contemplar los diferentes pasos que luego darían vida a la representación de la Pasión.

 

De esta forma, como curiosidad, se pudo contemplar el Ecce Homo o Cristo de los Artilleros, a hombros, o la composición del Cristo de los Carboneros con los dos ladrones de la cofradía de las Siete Palabras, algo que no es habitual en Semana Santa.

 

Al filo de las siete y media el arzobispo de Valladolid, monseñor Blázquez, daba la bienvenida a los presentes y aseguraba que intentarían transformar el “intenso frío” en "calor de fe" conmemorando la Pasión de Cristo con este Vía Crucis.

 

La imagen del Cristo de la Fe, perteneciente a la Cofradía Penitencial del Santísimo Cristo Despojado fue recorriendo las catorce estaciones, mientras se leían las diferentes meditaciones en torno a los momentos de la Pasión: la Última Cena, el prendimiento de Jesús, Jesús condenado a Muerte, la flagelación, la coronación de espinas, Jesús carga con la cruz, Jesús es clavado en la Cruz, hoy estarás conmigo en el Paraíso, Madre ahí tienes a tu hijo, Jesús en brazos de su Madre, el entierro de Jesús, la Cruz la señal de los cristianos y la resurrección del Señor.

 

14 PASOS DE LA SEMANA SANTA

 

Tras el acto, todos los conjuntos escultóricos acompañados por sus correspondientes cofradías y algunas bandas musicales regresaron a sus templos. Estos fueron: Sagrada Cena (Juan Guraya Urrutia, 1946; Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena), El Prendimiento (Miguel Ángel Tapia, 1995; Cofradía Penitencial de la Oración del Huerto y San Pascual Bailón), Santo Cristo de la Humildad (José Antonio Hernández, 2004; Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna);Nuestro Padre Jesús Flagelado (Escuela Castellana, h. 1650; Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo); Ecce Homo (Gregorio Fernández, h. 1620; Hermandad del Santo Cristo de los Artilleros junto con la Penitencial de la Santa Vera Cruz).

 

Nuestro Padre Jesús Nazareno (Escuela Castellana, antes de 1662; Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno), Santísimo Cristo de la Exaltación (Francisco Fernández Enríquez e hijo, 1999; Cofradía de la Exaltación de la Cruz y Nuestra Señora de los Dolores), Santo Cristo de los Carboneros (Francisco del Rincón, S. XVII) junto a los dos ladrones del paso En tus manos encomiendo mi Espíritu (Copia de escayola, 1965, de los de Gregorio Fernández, 1617; Cofradía de las Siete Palabras junto con la Ilustre Penitencial de Nuestra Señora de las Angustias).

 

El Monte Calvario (Pedro de la Sierra, h. 1638, Cofradía de El Descendimiento y Santo Cristo de la Buena Muerte), Santo Cristo de la Preciosa Sangre (Lázaro Gumiel, 1953; Venerable Cofradía de la Preciosísima Sangre junto con la hermandad universitaria del Santísimo Cristo de la Luz).

 

La Quinta Angustia (Gregorio Fernández, h. 1625; Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad), Cristo Yacente (Gregorio Fernández, 1631-1636; Cofradía del Santo Entierro junto a la del Santo Sepulcro y del Cristo del Consuelo), La Santa Cruz (Anónimo, fines s. XIX; Cofradía de la Orden Franciscana Seglar), Nuestro Padre Jesús Resucitado (Ricardo Flecha, 1994; Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado, María Santísima de la Alegría y las Lágrimas de San Pedro).

 

Noticias relacionadas