Los más jóvenes recogen sus premios 'Jeromín' en la Feria del Libro de Valladolid

Lorenzo Silva y Reyes Calderón reivindican la calidad en la novela negra como vehículo para indagar en "la condición humana".

Lorenzo Silva y Reyes Calderón, dos destacadas firmas de la literatura actual española y de aplaudidas novelas negras, han defendido hoy en la Feria del Libro de Valladolid este género al que no siempre se ha dado la importancia que merece. Como cualquier otra narración, "tiene que ser buena, lo de novela negra viene después", y es, ha dicho Calderón, un buen vehículo para indagar "en la condición humana". Silva ha suscrito las palabras de su compañera de mesa, en cuanto a la calidad. Como en el resto de la literatura tiene que "instruir deleitando", "tiene que ser buena", ha señalado antes de cuestionar a algunos críticos: "Casi nos regañan por escribir bien".
 

Precisamente esa calidad es la que ha propiciado el auge que vive la novela negra, han comentado los dos autores momentos antes del encuentro en el salón de recepciones del Ayuntamiento. Puede que hayan influido "factores como que gusten las historias escabrosas, distraerse con acertijos o una oscura atracción por la muerte, el mal y los criminales", pero el éxito del género se debe a  que "hay gente que está acertando y contando bien las historias", ha señalado el creador de Bevilacqua y Chamorro.

 

"El lector es más culto e inteligente de lo que se piensa», ha asegurado la madre del personaje Lola MacHor. Reyes Calderón ha asegurado que en la novela negra se puede buscar evasión, pero también «aprender a través de unvehículo rápido, sin tener que viajar ni esperar en la T4".  
 

En cuanto a las sagas de sus novelas, los dos autores han coincidido en señalar que son esos personajes que pasan de una historia a otra los que piden el papel protagonista o no de la siguiente historia. Como en la vida, ha señalado Silva, desaparecen cosas y personas: "He abandonado series cuando pensé quehabían cumplido su recorrido". Reyes Calderón ha asegurado que llama a esos personajes, sus otros ‘yo’, cuando los necesita y ellos la ayudan "desde su independencia", pero "salen cuando quieren y hay que dejarlos ser ellos mismos; si influyes mucho en ellos dejan de ser creíbles".

 

PREMIOS JEROMÍN
 

 
También se han entregado esta mañana los galardones del 18 Premio ‘Jeromín’ de Literatura Infantil y Juvenil, organizado por la Concejalía de Educación, Infancia e Igualdad y la Asociación de Vecinos Juan de Austria. La concejala del área,Victoria Soto, y el presidente de la agrupación vecinal animaron a los chavales a seguir leyendo y escribiendo. Los doce ganadores verán sus relatos publicados, próximamente, en un volumen que edita el Ayuntamiento. Por categorías, de los más pequeños a los mayores, fueron recogiendo sus respectivos galardones. 
 
Ángela Sánchez Hernández, por El desván de Lilo; Paula Hernández Rodríguez, por El regalo de la bruja; y Miguel Castro Cobos, por La tienda de música, son los ganadores de la categoría C. En la siguiente, resultaron vencedores Lucía Varela Cortés, por el relato El olvido, leído durante el acto; Alejandro Álvarez Abad y Antía Nodar Gallego. Entre los estudiantes de instituto, se impusieron Blanca Travieso Merino, Juan Mardomingo e Irene Martín Álvarez, en la categoría B; y Paula Melero, Jorge Caballero y María Sánchez de la Peña, entre los mayores.