Los jugadores del club Balonmano Valladolid podrán estudiar becados los grados oficiales de la UEMC

Gonzalo Porras prueba un lanzamiento a puerta. BORIS GARCÍA

La Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid y el Club Balonmano Valladolid han renovado el convenio de colaboración que permitirá acercar la formación universitaria a los jugadores de las diversas categorías del club.

El acuerdo "reafirma" el compromiso de la UEMC con las categorías inferiores del Balonmano Valladolid, que cuentan con la participación de cerca de dos centenares de jóvenes que han sido históricamente la base del primer equipo y sobre las que se asienta el futuro de la institución.

 

El rector de la UEMC, Martín J. Fernández Antolín, y el presidente del Club, Óscar Simón, han rubricado un convenio que abre la posibilidad de que los jugadores del Club puedan disfrutar de Becas de Estudio para cursar en su totalidad cualquiera de los Grados oficiales que se imparten en la UEMC.

 

Las mismas fuentes, tras recordar que el propio entrenador del primer equipo, Nacho González, así como varios jugadores del club, estudian sus carreras universitarias en la UEMC, han señalado que el convenio permitirá a ambas instituciones trabajar conjuntamente en formación, investigación, promoción y desarrollo "y facilitará a los miembros del Club Balonmano Valladolid el acceso en condiciones preferentes a la formación complementaria y de idiomas impartida por la UEMC".

 

Además, podrán acceder a determinados servicios especializados de la Universidad como la Productora Audiovisual UEMC o el Servicio de Publicaciones.

 

Por su parte, el club vallisoletano, que milita actualmente en la máxima categoría del balonmano español, facilitará a los alumnos de la UEMC el desarrollo de prácticas formativas como entrenadores o preparadores físicos o en otras labores que la entidad estime
oportuno
(gestión, comunicación...).

 

Por último, ambas instituciones colaborarán de manera conjunta en actividades docentes y de investigación en las que pueda tener interés la práctica del balonmano.