Los jóvenes profesionales del campo contarán con hasta 70.000 euros derivados de la ayuda a primera instalación

Comparecencia de Silvia Clemente

La consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León triplica las ayudas a los jóvenes agricultores y prevé más de 5.000 incorporaciones entre 2014 y 2020.

La comunidad autónoma de Castilla y León incrementará hasta los 70.000 euros por joven, el máximo que permite la Unión Europea, el importe de las ayudas de primera instalación -el máximo de las ayudas se sitúa en estos momentos en los 40.000 euros--, según ha anunciado este martes la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, que ha cifrado en 13,09 millones la partida presupuestaria destinada a este programa, que aumentará un 85 por ciento.

 

En total y según ha significado la consejera en su comparecencia en las Cortes, donde ha pormenorizado el proyecto de presupuestos de su departamento para 2015, los jóvenes agricultores de Castilla y León recibirán ayudas por un importe global de 20 millones de euros, lo que representa un incremento del 183 por ciento y "prácticamente triplica" la dotación de 2014.

 

Además, en 2015 se mantendrán las modalidades de ayudas puestas en marcha en las dos últimas convocatorias, la incorporación de jóvenes en explotaciones agrarias prioritarias, en explotaciones no prioritarias con dedicación de media jornada laboral y en explotaciones de titularidad compartida como medidas para fomentar el empleo en el medio rural donde se seguirá impulsando la titularidad compartida.

 

Tras reconocer el alto grado de envejecimiento del sector agrario de Castilla y León, un problema que, según ha aclarado se manifiesta en el conjunto de la UE y no sólo en España o en esta comunidad autónoma, Clemente ha insistido en la necesidad de priorizar el relevo generacional en el campo con la incorporación de los jóvenes más preparados para mejorar así la competitividad de las explotaciones y garantizar el futuro de un sector "estratégico".
 

En este sentido, ha avanzado que desde el próximo año los jóvenes agricultores contarán con un apoyo específico de ayudas establecidas en relación con la declaración de superficie que cada joven realice con un cerca de 7 millones de euros por este concepto en 2015, como prevé el primer pilar de la nueva PAC.
 

A través de estas medidas, Clemente se ha marcado como objetivo para el periodo 2014-2020 lograr que más de 5.000 jóvenes se incorporen a la actividad agraria, lo que supondría incrementar un 67 por ciento los jóvenes incorporados respecto al Programa de Desarrollo Rural 2007-2013.

 

CESE ANTICIPADO

 

Para ello, la Consejería ha consignado 9,98 millones de euros para atender las necesidades de los 1.053 beneficiarios del programa de cese anticipado de la actividad durante el próximo año que, según ha advertido Clemente, deriva de la programación 2007-2013 ya que el nuevo Reglamento de Desarrollo Rural no contempla este concepto como actividad subvencionable.

 

A estos programas ha añadido el apoyo al esfuerzo inversor de los profesionales del sector agrario a través de las líneas de ayuda para la modernización de explotaciones donde ha anunciado la convocatoria este mismo año de las nuevas ayudas amparadas en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020.

 

Según los datos que ha avanzado la consejera en su comparecencia, antes de que finalice este año habrá una resolución para las 1.190 solicitudes presentadas en el periodo interconvocatorias de los planes de modernización propuestos por los propios jóvenes.

 

En total, el proyecto de presupuestos de 2015 ha consignado 20,07 millones de euros para la modernización de explotaciones, un 6 por ciento más que en 2014, a los que se sumarán otros 1,42 millones de euros, un 24,30 por ciento más, para la formación agraria, "otro elemento básico", según la consejera, para la modernización de la agricultura y de la ganadería en Castilla y León.

 

En este punto, ha avanzado la recuperación el próximo año de una línea que había desaparecido por las restricciones de la crisis y que se dirige a mejorar el nivel de formación de los recursos humanos implicados en actividades agrarias y agroalimentarias. Esta medida se ha incluido en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 por lo que será cofinanciada por el Feader ya que se ha considerado "imprescindible" para mejorar la cualificación de los profesionales del sector.

Noticias relacionadas