Los institutos Leopoldo Cano y Conde Lucanor reciben el Premio regional de Innovación Educativa

El centro vallisoletano y el ubicado Peñafiel pusieron en marcha su proyecto 'Exportar al aula: espacio emocinal y experiencia estética', en el que se fomenta la creatividad a través de las emociones "saber y sentir".

Los institutos Leopoldo Cano de Valladolid y el Conde Lucanor de Peñafiel han sido galardonados con el Premio Especial de Innovación Educativa de Castilla y León 2013, otorgándoles la distinción NOVA 2011,2013; el mayor reconocimiento en innovación educativa a nivel regional.

 

Ambos centros vallisoletanos presentaron un proyecto en el que se fomenta la creatividad a través de las emociones “saber y sentir”.  “La incorporación al aula de profesionales de muy diversas áreas de conocimiento es importante, porque proporciona un enfoque completamente diferente, a la vez que complementa el contenido curricular”, explica Manuel García, director del IES Conde Lucanor.

 

 

‘Exportar al aula: espacio emocional y experiencia estética’ ha sido el ganador de entre más de un centenar de proyectos seleccionados. El jurado ha reconocido que la puesta en marcha de la iniciativa ha generado recursos educativos multimedia interactivos transferibles a otros centros y entorno educativos, un proyecto que desarrolla varias competencias básicas, además de la inclusión de soluciones educativas innovadoras en contextos digitales que fomentan la interactividad y han propiciado la multitarea.

 

Desde los dos institutos se ha acogido el premio con satisfacción y como una recompensa a un duro trabajo en el que se han implicado el equipo docente y los propios alumnos además de un buen puñado de patrocinadores, donde destaca la colaboración público-privada. Se han organizado más de 60 actividades y se ha contado en el aula con profesionales de la talla del escultor Diego Canogar; el arquitecto y fotógrafo móvil Luis Rodríguez; o el ex director del Museo del Prado y catedrático, Francisco Calvo, entre otros

 

Manuel García destaca que los dos centros cuentan con un espacio expositivo donde trasladar a la comunidad educativa todas las producciones que están surgiendo. “Con ello el alumno toma más protagonismo en la adquisición del conocimiento, se siente importante, observa que existe una valoración a su esfuerzo”.