Los ingresos trimestrales de PSA Peugeot-Citroën bajan un 6,5%, lastrados por Francia, Italia y España

El consorcio automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën registró unos ingresos de 13.025 millones de euros en el primer trimestre de 2013, lo que supone un descenso del 6,5% respecto a los 13.930 millones de euros facturados en el mismo período de 2012, según datos de la compañía.



PARÍS, 24 (EUROPA PRESS)



La multinacional indicó que este retroceso de su cifra de negocio trimestral estuvo motivado, fundamentalmente, por la "aguda caída" de la demanda registrada en los países de Europa en los que tiene una gran presencia, como Italia, Francia y España.

PSA indicó que, a pesar de este difícil ambiente económico, continúa centrándose en su plan de reestructuración. La firma recordó que el pasado 18 de marzo alcanzó un acuerdo con los sindicatos y que mantiene un "robusto" nivel de seguridad financiera.

Al mismo tiempo, la empresa se encuentra inmersa en la primera fase de la alianza con General Motors, así como en una ofensiva de lanzamiento de nuevos modelos, tanto de la marca Citroën como de Peugeot.

Por divisiones, el área de Automoción obtuvo una cifra de negocio de 8.722 millones de euros en los tres primeros meses del año, un 10,3% menos, mientras que Faurecia facturó un 1,7% más, hasta 4.369 millones de euros. Banque PSA Finance ingresó 451 millones de euros, un 9% menos.

Las ventas de vehículos (+CKD) del consorcio automovilístico galo se situaron en 674.600 unidades en todo el mundo, lo que se traduce en un retroceso del 14,6% si se compara con las cifras del mismo período del año anterior.

Por marcas, la firma Peugeot comercializó 372.630 vehículos en todo el mundo entre enero y marzo, un 21,2% menos, mientras que las entregas de Citroën bajaron un 4,8% en el trimestre, hasta 301.960 unidades.

PREVISIONES.

Para el conjunto de 2013, la empresa prevé que se mantenga un ambiente complicado, con una fuerte presión de los volúmenes de ventas en Europa, especialmente en Francia y Alemania y en la zona Sur del Viejo Continente.

La firma contempla que la demanda de automóviles se reducirá un 5% en el continente europeo en 2013, mientras que su estimación es que aumentará un 8% en China, un 2% en Latinoamérica y que se mantenga estable en Rusia. Además, PSA aseguró que su plan de reorganización está "en marcha".