Los industriales de Salamanca afirman que los ganaderos buscan "precio fijo para un año"

La mesa de porcino ibérico repitió el valor de los cochinos de cebo y cebo de campo (Foto: Cynthia Duarte)
Ver album

La mesa de ibérico repitió el valor del cebo y el cebo de campo pese a la petición de subida de los ganaderos. Suben los lechones y los primales se 'desmoronan'.

La mesa de ibérico de la Lonja de Salamanca ha vuelto a generar polémica, una semana más, sí. Y lo ha hecho en gran medida a la hora de fijar el precio de los primales, nuevo 'caballo de batalla' de los profesionales de este sector.

 

Así, la mesa se enfrentó de nuevo entre los industriales y dos ganaderos que demandaban 0,20 euros de bajada para la banda con menor precio, mientras que el resto pidió que las cosas se dejasen tal y como estaban porque el precio se refiere al primal cruzado y al puro, algo que generó discusión entre los profesionales.

 

De hecho, los ganaderos apuntaron hacia el ridículo que podría suponer el hecho de bajar 0,20 euros después de haber fijado el precio hacía solo dos semanas, algo que además no era justo para ellos.

 

Finalmente, el presidente de la mesa optó por un descenso de 0,10 euros del precio de los primales en su banda baja y repetición en la alta.

 

En lo que se refiere a los cochinos de cebo y cebo de campo, los industriales ansían "una deseada estabilidad" y por eso demandaron una repetición del precio mientras que los ganaderos apuntaron hacia una subida de 0,01 euros para seguir con la tendencia alcista. Es más, todos los vocales de la mesa indicaron que la matanza se ha acelerado y se habló incluso de 5.000 cochinos diarios, cifras muy elevadas.

 

Así las cosas, repetición para 'lo gordo' y subida de 0,03 euros para los lechones, más animados, según una parte de la mesa, que defendió la necesidad de crear una categoría 'extra' del lechón para diferenciar la calidad y eliminar gran partida y recogida.

 

Además, durante la celebración de la mesa de ibérico, industriales como Luis Ramos indicaron que en la feria de Zafra (una de las más importantes del sector) ya se comenzaron a cerrar tratos a precio fijo durante un año. "Eso es así y dice también mucho de lo que puede ocurrir en el futuro", indicó.

 

En el blanco, descenso del precio para los cerdos selecto, graso y normal de 0,03 euros, con repetición para cerdas, lechones y tostones.

 

EL MERCADO, CON 2.050 CABEZAS

 

(Fotos: Cynthia Duarte)

 

Por otro lado, el Mercado de Ganado contó con un buen nivel de ejemplares, eso sí, por debajo del de las dos últimas semanas, que fueron algo extraordinario. De este modo, 2.050 cabezas estuvieron presentes en el recinto, con peor calidad que pasadas semanas y con un buen nivel de ventas que no sirvió para aumentar el precio de machos y hembras en la mesa de vacuno de vida, que se mantuvo estable.

 

En la carne, más de lo mismo, repetición de precios pero con una opinión de los compradores tajante, ya que ven que el 'papel' está por encima de lo que marca la realidad.

 

CEREAL ESTABLE, OVINO A LA BAJA

 

Por otro lado, la mesa de cereales se mantuvo en la estabilidad con la excepción del girasol, que aumentó su valor dos euros mientras que se inició la cotización del trigo blanco a un precio de 180 euros, demasiado bajo según el criterio de los ganaderos.

 

En el ovino, bajada de 0,10 euros para los lechazos con los ánimos calmados (hubo toque de atención) y repetición para los corderos. En este apartado, la categoría de lechazo IGP se sustituyó por la 'Extra'. Repetición para los corderos.

 

Por último, la mesa de la patata, que se emplazó para dentro de dos semanas, aumentó dos euros por tonelada el valor de la jaerla y cinco el de la agria, repitiendo el de la red scarlet, con un 70% de cultivo arrancado de la tierra, según las previsiones.