Los imputados por pagar con billetes falsos en Valladolid se conforman con tres años de cárcel para cada uno de ellos

Las seis personas que en 2013 fueron detenidas en la capital por pagar en distintos hoteles y comercios con billetes falsos se han conformado este martes con tres años de prisión, en lugar de los siete que para cada uno de ellos solicitaba inicialmente el Ministerio Fiscal.

El juicio, previsto hasta el jueves, no ha llegado a celebrarse debido al acuerdo alcanzado finalmente por las defensas y la representante de la acusación pública, que implica que los procesados, un español, tres ecuatorianos, un colombiano y un cubano, se han conformado con tres años de cárcel por delito de falsificación de moneda, en lugar de los cinco que les pedían, y con una multa de 600 euros por una falta de estafa, inicialmente considerada delito y merecedora de dos años de privación de libertad, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La anticipación del fallo por parte de la Audiencia de Valladolid, formada por magistrados de las secciones Primera y Tercera de lo Civil--se han tenido que abstener los de las dos secciones penales por haber resuelto distintos recursos de apelación, implica que el conjunto de penas inicialmente solicitado y que se elevaba a cuarenta y dos ha quedado reducido a tan sólo dieciocho años de cárcel.

 

Los hechos objeto de la presente causa se produjeron en dos fases distintas. En una primera, la policía detuvo los días 10 y 11 de abril del pasado año a José David H.C. y Yandis O.P.H, este último en situación irregular en España, después de que ambos llegaran a la capital del Pisuerga desde Madrid y se hubieran alojado en el hotel Roma, sito en la calle Héroes del Alcázar, y entre los citados días efectuaran cerca de medio centenar de operaciones con billetes falsos de 20 euros en distintos establecimientos, entre comercios, farmacias y bares.

 

Primero fue detenido José David H.C. cuando éste intentó colocar 20 euros falsos en el restaurante Milenio y un empleado se diera cuenta y alertara de lo ocurrido a la policía, que acudió a la calle Doctrinos y tras cachearle le intervino un billete oculto en los calzoncillos.

 

Al día siguiente fue interceptado Yandis O.P.H. cuando ocupaba un turismo que fue localizado junto al Instituto Núñez de Arce. En el momento de la detención le ocuparon, entre otros efectos, una treintena de billetes falsos. Los dos detenidos permanecen desde entonces en situación de prisión provisional.

 

Con posterioridad, el 23 de mayo de ese mismo año fueron detenidos en una segunda operación otros cuatro de los imputados, Henry Rodrigo P.H.V, César R.P.H, Alfredo A.V.P, los tres de nacionalidad ecuatoriana, y el colombiano Jorge Iván C.P, desplazados exprofeso el día anterior de Madrid a Valladolid y con la misma intención que los anteriores de 'pasar' billetes falsos para hacerse con el cambio en moneda de curso legal.

 

La detención se produjo cuando los cuatro se hallaban a bordo de un automóvil estacionado en doble fila en la calle Dos de Mayo y en posesión de un total de 56 billetes falsos, todos ellos de 20 euros. Antes de ser interceptados habían utilizado algunos billetes falsos para pagar en el hostal Ramón y Cajal, ubicado en la calle del mismo nombre, y en otros establecimientos de la ciudad.

 

Los cuatro, al igual que los anteriores, permanecen desde entonces en prisión provisional. Dos de ellos, César R.P.H. y Henry R.P.H, se encontraban en aquellas fechas en situación irregular en España.

 

Se da la circunstancia de que todos los billetes falsos intervenidos, con un valor superior a los 1.800 euros, presentan el mismo número de plancha, las mismas características técnicas y pertenecen a la misma clase de falsificación europea, por lo que el Banco de España ha concluido que han sido realizados empleando los mismos útiles y constituyen un peligro por cuanto a simple vista pueden confundirse con  legítimos.