Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los humanos también contagiamos enfermedades a los animales

No son solo los animales los que nos pueden contagiar, sino que ahora un nuevo estudio demuestra cómo los monos verdes en Gambia adquirieron 'Staphylococcus aureus' de los seres humanos. 

Muchas enfermedades mortales que afectan a los seres humanos fueron adquiridas originalmente por contacto con animales. Una nueva investigación publicada este viernes en 'Applied and Environmental Microbiology' muestra que los patógenos también pueden saltar la barrera entre especies para pasar de los seres humanos a los animales. Los autores descubrieron que monos verdes en Gambia adquirieron 'Staphylococcus aureus' de los seres humanos.

 

En el estudio, los expertos aislaron cepas de 'S. Aureus' de las narices de monos sanos en Gambia y compararon las cepas de monos con cepas aisladas de humanos en lugares similares. "Utilizamos una técnica conocida como secuenciación de alto rendimiento para obtener una vista exquisitamente detallada de las relaciones entre las distintas cepas", relata el coautor del estudio, Marcos Pallen, profesor de Genómica Microbiana en la Escuela de Medicina de la Universidad de Warwick, en Coventry, Reino Unido.

 

"Los resultados mostraron que los monos habían adquirido cepas de 'S. Aureus' de los seres humanos en múltiples ocasiones", añade. La mayor parte del 'S. Aureus' detectado en los monos era parte de un clado, un grupo con ancestros comunes, que parecía ser el resultado de un evento de transmisión de humano a mono que se produjo hace 2.700 años.

 

Dos de los eventos más recientes de transmisión de humano a mono parecen haber tenido lugar hace aproximadamente tres décadas y hace unos siete años, respectivamente. Estos hechos parecen ser el resultado de la invasión humana del hábitat natural de los monos y, probablemente, el resultado de la transferencia de bacterias humanas de las manos a los alimentos que luego se dio a los monos, según el informe.

 

"Aunque salvajes, estos monos están muy aclimatados a los seres humanos, que a menudo les dan de comer cacahuetes", explica el coautor Martin Antonio, de la Unidad de Biología Molecular e Investigación Principal de Vacunas y Ensayos de Inmunidad del Consejo de Investigación Médica, en Banjul, que dirigió el estudio en Gambia.

 

NINGUNA EVIDENCIA DE TRANSMISIÓN DE MONOS A HUMANOS

 

Los investigadores no encontraron ninguna evidencia de transmisión de 'S. Aureus' de los monos a los seres humanos. Curiosamente, las cepas que saltan de humanos a monos pierden los genes que se sabe que confieren adaptación al huésped humano, subraya Edward Feil, profesor de Evolución Microbiana en el Departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Bath, en Reino Unido, quien dirigió el análisis de las cepas.

 

Los seres humanos adquieren muchas de las enfermedades que han estado entre las más letales, históricamente, desde el ganado doméstico a los primeros años de la civilización. En las últimas generaciones, la combinación del aumento de la invasión humana en los ecosistemas silvestres y el aumento de los viajes humanos ha dado lugar a la adquisición y la propagación de enfermedades que van desde el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) a la enfermedad de Lyme.

 

"A medida que los humanos invadimos cada vez más de manera constante los ecosistemas naturales, se eleva el riesgo de patógenos que se transmiten de los humanos a los animales, o viceversa", concluye Pallen. 

Noticias relacionadas