Los hoteles de Valladolid, de enhorabuena; 95% de ocupación Jueves y Viernes Santo y 80% Miércoles y Sábado

TRIBUNA

El presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos de Valladolid, Francisco de Frutos, se queda con “la buena repercusión” que tendrá esta Semana Santa pero habla de "no lanzar las campanas al vuelo”.

Lo decían el alcalde, el arzobispo y el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid. Tanto Javier León de la Riva como Ricardo Blázquez y José Miguel Román, respectivamente, se congratulaban con la buena Semana Santa que ha tocado para este año 2014, en gran parte gracias al espléndido tiempo. Pues bien, como es obvio uno de los grandes beneficiados ha sido el sector hotelero, que en Miércoles y Sábado Santo tuvo una ocupación de “algo más del 80%” y “un 95%” en los días centrales, es decir, Jueves y Viernes.

 

Así lo aseguraba con cierto optimismo a Tribuna Francisco de Frutos, presidente de la recientemente creada Asociación de Alojamientos Turísticos de Valladolid. “La Semana Santa ha sido francamente buena, lógicamente el buen tiempo ha ayudado. Pero por encima de los números y el aspecto puramente lucrativo del negocio hotelero y hostelero, está la satisfacción de los clientes que se han ido después de estos días absolutamente contentos y satisfechos”, ha explicado.

 

“Su buena opinión va a hacer que vengan nuevos turistas en las próximas semanas y meses. Hay que valorarlo a corto y medio plazo, de una inversión en publicidad boca a boca terriblemente importante”. Es evidente que los días de sol en Valladolid, a excepción del fin de semana cuando se nubló algo más el cielo, han sido claves en este aspecto.

 

“El tiempo ha ayudado, claro. Las previsiones meteorológicas se han comportado, con un cielo excelente que ha contribuido a la llegada de turistas y a aumentar el ánimo, que invita un poco más a consumir. Lo de este fin de semana ha sido meramente anecdótico. En general el clima ha sido agradable”, ha seguido De Frutos, quien también se unió al discurso de ‘mejor Semana Santa en muchos años’.

 

“Sin duda ha sido una de las mejores ediciones en mucho tiempo. Lo valoro como el efecto tractor de los clientes satisfechos para clientes potenciales. Turismo agradable, cultural, amable… Eso es lo que hemos transmitido estos días”.

 

En todo caso, el presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos no quiso dejarse llevar en exceso por el optimismo. “Las cosas empiezan a ir bien pero no debemos olvidar la cruda realidad de Valladolid. Esta vuelve mañana y pasado. Va bien, pero hay que ser comedidos y no lanzar las campanas al vuelo”, concluyó.