Los hosteleros plantean una reunión con las Cofradías para buscar alternativas a las suspensiones de procesiones

Visitantes y curiosos en una procesión de la Semana Santa de Valladolid.

Proponen el montaje de carpas en calles adyacentes al recorrido donde poder refugiarse los pasos en caso de lluvia. Jaime Fernández hace un balance positivo del número de turistas, especialmente de Jueves Santo a Domingo de Resurrección.

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid ha planteado una reunión con la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Valladolid y el propio Ayuntamiento para buscar “alternativas y soluciones” al problema de las suspensiones de las procesiones de Semana Santa, especialmente el desfile general del Viernes Santo por las condiciones metereológicas adversas.

 

Así lo ha explicado a este periódico el presidente de la Asociación, Jaime Fernández, quien ha sugerido que “entre todos debemos aportar nuestro granito de arena”. Incluso ha propuesto, a bote pronto, situar en algunas calles adyacentes al recorrido carpas, “donde se pudieran refugiar los pasos en caso de comenzara a llover y no diera tiempo a llegar a las iglesias”.

 

“No sé si lo que estoy diciendo es una barbaridad”, ha expresado Jaime Fernández a este periódico, “pero ya llevamos tres años suspendiendo procesiones, para descontento de turistas y de los propios cofrades”. El presidente de los hosteleros de Valladolid, no obstante, reconoce que las tallas “tienen un valor incalculable” y no es de recibo ponerlas en peligro y entiende la postura de la Junta de Cofradías, aunque insistió en el que lo importante “es buscar alternativas y soluciones”.

 

En cuanto, a lo acontecido el pasado Viernes Santo, Jaime Fernández, dice que si entre las 8 y las 22.30 horas no llovió se podía haber “corrido algún riesgo más”. De todas, formas el presidente de los hosteleros no quiere ningún tipo de polémica con la Junta de Cofradías de Valladolid, a quien brinda su apoyo, para lo que ya se ha solicitado una reunión y poder analizar lo ocurrido.

 

UNA OCUPACIÓN HOTELERA DEL 75%

 

En cuanto al balance realizado en número de turistas, Fernández es claro y dice que al final no fue “tan malo” como se esperaba, a pesar de las condiciones climatológicas adversas. “Podemos hacer una análisis diferenciado en dos partes: desde el Viernes de Dolores al Miércoles Santo la cosa ha estado muy floja, con una ocupación hotelera de tan solo un 30% y bares y restaurantes con muy poca actividad. Sin embargo, de Jueves a Domingo de Resurrección mejoró bastante con una ocupación de un 75% en los hoteles de centro y con barras mucho más llenas, que han funcionado mejor que los restaurantes”, analiza.

 

Jaime Fernández cree que en esta segunda parte de la semana, los resultados han sido muy similares al del año pasado y ha pedido a la Junta de Castilla y León que las vacaciones escolares coincidan con la Semana Santa, para que “la gente salga a la calle”. “Con esta medida fomentamos el turismo interior y evitamos que la gente se vaya de vacaciones a otros lugares la semana después a la Pasión”, concretó.

Noticias relacionadas