Los hospitales de Castilla y León atendieron más de 4.000 casos de ictus entre enero y septiembre

Castilla y León dispone en la actualidad de cuatro Unidades de Ictus ubicadas en los Complejos Asistenciales de León, Burgos, Salamanca y Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Los hospitales de Castilla y León han atendido un total de 4.039 casos de ictus entre enero y septiembre de 2016 (5.599 a lo largo de 2015) y se ha activado el Código Ictus en 631 ocasiones en ese mismo periodo de este año (776 el pasado ejercicio), según los datos facilitados este viernes desde la Consejería de Sanidad.

 

Según han informado las mismas fuentes, la Junta trabaja en la puesta en marcha de un plan de Actuación para la Reperfusión del Ictus, incluido en el IV Plan de Salud, con el objetivo de buscar modelos eficaces en la asistencia al ictus en fase aguda y de incorporar las últimas terapias neurovasculares.

 

En Castilla y León la incidencia anual del ictus es de 150-200 casos por cada 100.000 habitantes y constituye una de las principales causas de mortalidad. Es además la primera causa de discapacidad, la segunda de demencia y la segunda también de epilepsia.

 

Según han recordado las mismas fuentes, el tratamiento precoz es esencial para la disminución de la mortalidad y la reducción de secuelas por lo que en 2009 se implantó el Código Ictus como procedimiento dirigido a mejorar la organización y coordinación extrahospitalaria en la asistencia de esta enfermedad para prestar una atención sanitaria más eficaz a los pacientes que cumplieran los criterios de activación establecidos y, por tanto, potenciales candidatos a tratamiento con trombólisis intravenosa.

 

Sanidad ha explicado a este respecto que el IV Plan de Salud (2016-2020) sigue impulsando el avance en la atención a la enfermedad cerebro vascular y entre las medidas propuestas se encuentra la revisión del Código Ictus para mejorar la tasa de activaciones y el número de pacientes que reciben fibronólisis en tiempo adecuado, actualizar el 'Proceso asistencial al ictus agudo' y mejorar el acceso al tratamiento intervencionista neurovascular.

 

Además, se ha constituido un grupo de trabajo para poner en marcha un Plan de Actuación para la Reperfusión del Ictus en Castilla y León. En este sentido, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha sido elegido por la European Stroke Organization como uno de los centros destacados por la excelencia en el tratamiento de esta enfermedad.

 

En concreto, se ha destacado la capacidad de este centro hospitalario para desarrollar en pocos años un programa de ictus integral, incluyendo neurointervencionismo y Teleictus, con un aprovechamiento máximo de los recursos.

 

RECURSOS EN CASTILLA Y LEÓN

 

Castilla y León dispone en la actualidad de cuatro Unidades de Ictus ubicadas en los Complejos Asistenciales de León, Burgos, Salamanca y Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Estos centros cuentan con unidad de ingreso y personal específico para la asistencia al ictus, con un neurólogo experto en ictus 24 horas y con cartera de prestaciones diagnósticas y terapéuticas específicas.

 

También hay dos equipos de Ictus en los Complejos Asistenciales de Segovia y Soria, con un neurólogo experto en ictus las 24 horas y capacidad de realizar trombólisis.

 

Además, desde el año 2013 existe la prestación Teleictus en el Hospital Comarcal de Medina del Campo y en el Complejo Asistencial de Palencia, que ofrece asistencia 'in situ' desde la Unidad de Ictus del Hospital Clínico Universitario de Valladolid; mediante esta modalidad, se valora a distancia la situación clínica del paciente y las pruebas realizadas en el hospital correspondiente, e indica si es preciso la realización de trombólisis.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: