Los hijos 'discolos' de David Alvarez venden sus acciones en Eulen por 80 millones y se centran en Vega Sicilia

El empresario David Álvarez, presdiente del grupo Eulen.

Los hijos 'discolos' del presidente de Eulen, David Alvarez, cinco de los siete que tiene, han decidido vender la mayoría de sus acciones en el grupo de prestación de servicios a El Enebro, la sociedad patrimonial de la familia Alvarez, por cerca de 80 millones de euros.

  

Tras esta operación, los cinco hermanos Alvarez abandonan Eulen, donde poseían un total del 27% del capital, y se concentran en la sociedad patrimonial de la familia, a su vez titular de Bodegas Vega Sicilia y Valles del Esla. No obstante, se quedan con una pequeña parte que les autoriza a participar en los consejos de Eulen, según informa Europa Press.

 

De esta forma, Marta, Elvira, Juan Carlos, Emilio y Pablo controlan el 70% de El Enebro, mientras que el 30% restante sigue en manos de su padre y sus dos otros hijos, María José y Jesús David, con los que mantienen un enfrentamiento familiar desde hace años.

 

A su vez, El Enebro, que ya poseía un 9,3% del capital social de Eulen, al margen de las participaciones individuales de los cinco hermanos, se convierte así en el segundo accionista del grupo de servicios, con un 36,3% de las acciones.

 

Por delante se sitúa Daval, la sociedad que el patriarca constituyó para controlar cerca del 60% de Eulen junto a su hija María José, quien recogerá con toda probabilidad el testigo de la presidencia del grupo.

 

Las mismas fuentes destacaron la "racionalidad" de la operación, ya esta reordenación empresarial permite la salida de los cinco hermanos Alvarez de Eulen, pese a mantener una participación residual, y su apuesta por El Enebro, mientras que su padre y los otros dos hermanos mantienen el control de Eulen.

 

"La operación se lleva a cabo de forma transparente y en iguladad de condiciones para el resto de accionistas", ha señalado las mismas fuentes, que han explicado que los cinco hermanos ya ofrecieron en abril de este año sus acciones en Eulen a su padre y a sus dos otros hermanos, que inicialmente aceptaron el precio, 530 euros por título, pero al final desistieron de la operación.

 

La transacción que permite la reordenación empresarial en El Enebro, que no se endeuda para acometer la compra, ya que irá pagando progesivamente durante ocho años, se lleva a cabo mediante cinco compraventas independientes pero vinculadas. El precio de la acción procede de una valoración realizada por Deloitte por encargo de Eulen.

 

Con esta operación, los cinco hermanos 'discolos' vuelven a mover 'ficha' para concentrar su poder en El Enebro, después de bloquear la entrada de competidores en el accionariado de la sociedad titular de Bodegas Vega Sicilia.

 

Al margen de estos cambios empresariales, los cinco hijos de David Alvarez, el patriarca, que cuenta con cerca de 90 años, continúan con la búsqueda de una solución al conflicto familiar, con varios intentos de acercamiento a su padre, que, hasta el momento, han sido infructuosos.