Los habitantes de Castrillo de Duero recrearán 'La Boda del Empecinado'

Los lugareños del municipio vallisoletano de Castrillo de Duero, junto con veintitrés personajes directos, recrearán este sábado, 2 de agosto, la boda del personaje histórico y protagonista de la Guerra de la Independencia, Juan Martín Díez, 'El Empecinado'.

Alrededor de unas ciento veinte personas, junto con veintitrés actores directos –entre los que se incluyen los novios (interpretados por Charo Charro y Jonatan Machín)-, se volcarán y participarán este sábado, 2 de agosto, en la recreación de 'La Boda del Empecinado' para “dinamizar y mantener viva la localidad”, ha señalado esta mañana la presidenta de la asociación colaboradora 'Cultyocio', Mº Ángeles Acebes, que ha presentado el acto en Valladolid, con la presencia del diputado de Personal, Agapito Hernández.

 

Este acto nupcial tuvo lugar en el pueblo natural del personaje histórico Juan Martín Díez, 'El Empecinado' (Castrillo de Duero, 1775 -Roa, Burgos, 1825), quién entre sus muchas hazañas y guerrillas desarrolladas participó con dieciocho años en la Guerra del Rosellón (1793-1795). El propósito de recrear este hecho parte de una idea propuesta por la asociación organizadora, 'Empecinados por Castrillo de Duero', quienes ya han realizado dos actos teatralizados en relación con el personaje.

 

Todo un recorrido, decorado con telas y ambientado con lugareños vestidos con trajes de la época, que se desarrollará desde la Plaza Mayor, pasando por las calles del municipio, la casa de los novios hasta llegar a la Iglesia, donde la novia llegará en un carro enramado conducido por un burro. El acto, para todos los públicos, será gratuito a excepción de la cena que pondrá el broche final al acto matrimonial y que tendrá un coste de 14 euros.

 

Dulzaineros, campaneros, pregoneros y diferentes intérpretes adornarán una boda, para la cual ha hecho falta documentarse con el fin de ajustarse a todos los detalles históricos que la envolvían. Esta recreación, que se desarrollará por primera vez, se ha llevado con a cabo con un presupuesto de 1.000 euros para “descubrir y enriquecer a los propios habitantes con implicaciones en su propio pueblo”, ha explicado Acebes.