Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Los 'guerreros' de México quieren derribar barreras

La selección mexicana busca dar un salto de calidad respecto a sus últimas apariciones

La selección mexicana encara el decimoquinto Mundial de su historia con el sueño de derribar la barrera de octavos en la que ha tropezado las últimas cinco ocasiones, aunque para lograrlo deberá superar un grupo complicado y todos los problemas internos.

 

FICHA TÉCNICA

 

Participaciones en Mundiales: Quince (1930, 1950, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1978, 1986, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

 

Títulos: Ninguno.

 

Mejor resultado: Cuartofinalista (1970 y 1986).

 

Palmarés: Una Copa Confederaciones (1999), nueve Copas de Oro CONCACAF (1965, 1971, 1977, 1993, 1996, 1998, 2003, 2009 y 2011) y un oro en los Juegos Olímpicos (2012).

 

Como se clasificó: Ganador en la repesca contra Nueva Zelanda.

 

Calendario primera fase:    

13/06 18.00 Natal          México - Camerún.

17/06 21.00 Fortaleza      Brasil - México.

23/06 22.00 Recife         Croacia - México

México decepcionó en el Hexagonal de la Concacaf, donde solo pudo sumar dos victorias en medio de una enorme inestabilidad que, solo en el último año, le ha llevado a encadenar cuatro seleccionadores diferentes: José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena, Víctor Manuel Vucetich y Miguel Herrera, finalmente el encargado de clasificar al equipo para el Mundial.

 

El 'Tri' necesitaba un milagro y se lo brindó su gran rival histórico, Estados Unidos, que ganó en Panamá (2-3) con dos goles en el descuento y dejó en manos de su vecino el billete para la repesca intercontinental. Frente a la débil Nueva Zelanda, México no tuvo problemas para golear tanto a domicilio (2-4) como en casa (5-1) y asegurar su presencia en Brasil.

 

El seleccionador Herrera, que se hizo cargo del combinado centroamericano justo antes de la repesca, apostó fuerte al convocar solo a jugadores de la liga mexicana y la jugada le salió bien, aunque es plenamente consciente de que necesitará dar un papel protagonista a los jugadores que militan en Europa si quiere tener opciones en un grupo A donde esperan Brasil, Croacia y Camerún.

 

En esa lista de convocados no figurará quien probablemente sea el mejor jugador mexicano del planeta, Carlos Vela. El delantero de la Real Sociedad mantiene discrepancias desde hace mucho tiempo con directivos de la Federación Mexicana y lleva más de tres años sin vestir la camiseta de la selección nacional. La importancia del Mundial no ha alterado su decisión de mantenerse al margen.

 

De esta forma, los 'guerreros' no podrán contar con su jugador más talentoso para tratar de repetir las actuaciones de 1970 y 1986, cuando cayeron ante Italia y Alemania Occidental, respectivamente, en cuartos de final, su mejor resultado histórico. Tras ausentarse en Italia 90, no han vuelto a fallar a su cita mundialista, pero acumulan cinco eliminaciones consecutivas en octavos, las dos últimas frente a su 'bestia negra' Argentina.

 

En medio de tanto ambiente negativo, México recibió una bocanada de aire fresco en los Juegos Olímpicos de Londres, cuando sus promesas sorprendieron en la final a Brasil y se colgaron la medalla de oro impulsados por promesas como Oribe Peralta, el héroe de aquella competición, Raúl Jiménez o Carlos Peña.

 

La savia nueva debe refrescar un equipo que empieza en la portería con el experimentado Jesús Corona o Guillermo Ochoa y que tiene en Rafa Márquez a su gran líder. El central, pieza clave en el aquel Barcelona de Rijkaard y Ronaldinho y apurando su carrera en el Atlas, afronta a los 35 años el cuarto Mundial de su carrera.

 

El defensa del Espanyol Héctor Moreno es otra pieza importante en un equipo con varios jugadores de la liga española como Andrés Guardado, cedido en el Bayer Leverkusen antes de su retorno al Valencia. Dos de esos representantes llegan del Villarreal, que aporta a Javier Aquino y Giovani dos Santos, quien se ha asentado en el 'Submarino Amarillo' tras su paso por Inglaterra o Turquía y que promete formar una dupla peligros con Javier 'Chicharito' Hernández.

 

'CHICHARITO' BUSCA REIVINDICARSE ANTE EL MUNDO 

 

El delantero del Manchester United llegará a Brasil pleno de fuerza y ambición, después de un año aciago del equipo inglés en el que apenas ha contado para el destituido Denis Moyes. Tercer máximo goleador del 'Tri' (35 goles) después de Jared Borgetti (46) y Cuauhtemoc Blanco (39), quiere recordarle al mundo porque los 'red devils' apostaron por su instinto hace cuatro años.

 

El delantero de Jalisco, que acaba de cumplir 26 años, es fiel continuador de la tradición familiar, ya que tanto su abuelo como su padre llegaron a jugar con la selección mexicano. Precisamente tomó el apodo de su padre Javier 'Chicharo' ('guisante' en México), tildado así por su pequeña estatura y sus ojos verdes.

 

Formado en el Club Deportivo Gualadajara y habitual en las categorías inferiores de la selección mexicana, su oportunismo y habilidad para moverse en el área llamaron la atención del United, que le fichó cuando tenía 22 años. En Inglaterra enseguida tomó el rol de delantero revulsivo hasta que su crecimiento se estancó esta temporada tras la marcha de Alex Ferguson, otro motivo para tratar de brillar en Brasil.

 

MIGUEL HERRERA, EN UNA PERMANENTE 'SILLA ELÉCTRICA'

 

El banquillo de México, convertido en una 'silla eléctrica' durante los últimos meses -Tena dirigió un partido y Vucetich, dos-, tiene como inquilino a Miguel Herrera, que llegó al cargo avalado por el campeonato del Clausura mexicano 2013 logrado al frente del América.

 

El técnico de Hidalgo fue un defensa que disputó toda su carrera en México a finales de los ochenta y durante toda la década de los noventa, antes de retirarse en las filas de Atlante en el año 2000. Llegó a jugar con la selección mexicana, con la que se proclamó subcampeón de la Copa América 1993 en Colombia.

 

Tan solo dos años después de colgar las botas inició su carrera como entrenador, que le ha llevado a cinco clubes mexicanos antes de su gran oportunidad al frente del combinado nacional, que ha tomado con un claro mensaje de optimismo. "México será la gran sorpresa del torneo", ha avisado antes de poner rumbo a Brasil.