Los grupos políticos en el Consistorio presentarán la próxima semana sus propuestas de sueldos

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha manifestado que no quiere una rebaja del sueldo, o al menos significativa.

El Ayuntamiento de Valladolid abordará este martes, 23 de septiembre, de forma ya oficial, la reforma de su Reglamento Orgánico, que, entre otros muchos puntos, incluye una decisión sobre mantener o rebajar los sueldos de los miembros de la corporación.

  

Para este día se ha fijado la primera reunión de trabajo de la Comisión de Reforma del Reglamento Orgánico y tendrá una periodicidad quincenal con el fin de avanzar lo más rápido posible y poder tomar una decisión firme antes del 30 de noviembre o la primera quincena de diciembre.

  

La urgencia, como así explicó el concejal de Hacienda, Antonio Gato, obedece a la convicción de que la reforma es "vital" para el buen funcionamiento del Ayuntamiento, si bien el edil, en declaraciones recogidas por Europa Press, recordó el mensaje del alcalde, Óscar Puente, de que cualquier decisión pasa necesariamente por el consenso de todos los grupos con representación municipal.

  

"Lo importante es que hoy ha habido acuerdo sobre la necesidad de consenso para sacarla adelante", insistió Gato, quien no aclaró, al no haberse abordado en la reunión, si la aparición de discrepancias sobre algún aspecto concreto abortará la modificación global del reglamento o bien permitirá únicamente cambios parciales.

  

Uno de los aspectos de mayor repercusión mediática es el de la rebaja o mantenimiento de los sueldos de los ediles, aunque el concejal de Hacienda recordó que no menos importantes son también los relativos a transparencia, la participación y la organización interna, acceso a la información de los concejales o registros de actividades y bienes patrimoniales de éstos, entre otros.

 

"DIGNIFICAR LA ACTIVIDAD POLÍTICA"

 

En el caso de las retribuciones, el responsable de Hacienda se limitó a indicar que su grupo defiende, desde el punto de vista filosófico, la necesidad de "dignificar la actividad política, y de ello dependen muchos aspectos, incluidos los sueldos".

  

En cualquier caso, Gato apuntó que, a fin de dar más operatividad a la primera reunión que la Comisión de Reforma celebrará este 23 de septiembre, centrada en los títulos I y II del Reglamento, se acordó con los distintos grupos que una semana antes de esa fecha hagan llegar sus propuestas en materia retributiva para que los participantes en el encuentro acudan con un conocimiento previo de todas las posturas.

  

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, reiteró su posición ante el debate sobre las retribuciones unos minutos antes de la reunión, en la que él no participó. Así, apostó por mantener los sueldos de los representantes municipales como están en la actualidad o "una rebaja no muy importante".

  

El primer edil recordó que en el Ayuntamiento de Valladolid los salarios de los ediles están vinculados a los de los altos funcionarios. Así, al alcalde le correspondería tener la misma retribución que los funcionarios que más cobran -el interventor y el secretario general-, que se sitúa en torno a los 94.000 euros anuales, mientras que los concejales delegados de área están referenciados a los directores de área.

  

Sin embargo, matizó que el anterior equipo de Gobierno acordó una rebaja en las retribuciones del 15 por ciento en el sueldo del alcalde y del 10 por ciento para el resto de los concejales.

  

En definitiva, defendió que "no se debería reducir los salarios en una cuantía importante" y ha recordado que en otras ciudades como Barcelona o Zaragoza, en las que asegura que ya se ha tratado esta cuestión, finalmente "no se han reducido" las retribuciones.