Los ganaderos, satisfechos con las ventas en la feria de vacuno de Salamanca

(Foto: Chema Díez)
Ver album

Las ventas han resultado un éxito importante en un certamen que poco a poco se consolida pese a la ausencia de ayudas por parte de la Diputación de Salamanca.

La feria de ganado vacuno de Salamanca, que ha reunido a más de 200 cabezas de charolés, limusín, angus y blonda ha sido calificada como un éxito por parte de los ganaderos participantes, por dos motivos.

 

El primero de ellos se debe a la presencia de profesionales del sector durante los cuatro días de duración de la feria, y el segundo por el éxito en las ventas de animales y los tratos cerrados.

 

Así, solo la Unión de Criadores de Charolés (Uchae) ha vendido el 50% de los animales que ha llevado, con un total de 25 ejemplares, mientras que el limusín ha vendido más de una decena de cabezas. El resto de razas tambián ha contado con buen nivel o, en su defecto, con el interés por parte de los profesionales.

 

El único y gran problema de esta feria, levantada por los ganaderos, es la dejadez de la Diputación de Salamanca, que no la ha incluido en el calendario oficial ni ha subvencionado a los profesionales como sí hace en la que se celebra en septiembre.

Noticias relacionadas