Los ganaderos cobrarán de forma "rápida y efectiva" por los ataques del lobo al ganado

Lobos en el Borril

Se aprobará el proyecto de decreto de 30 de diciembre de 2013 sobre responsabilidad patrimonial de la Junta de Castilla y León en los ataques del lobo al ganado.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha anunciado que antes de que acabe enero de 2016 llevará al Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, para su aprobación, el proyecto de decreto de 30 de diciembre de 2013 sobre responsabilidad patrimonial de la Administración autonómica en los ataques del lobo al ganado.

 

Así lo ha afirmado en respuesta a una pregunta del procurador de Ciudadanos David Castaño en el Pleno de las Cortes, donde además ha concretado que en el primer trimestre de 2016 estará implementado el seguro que impulsará la Junta para que los ganaderos cobren de forma "rápida y efectiva" la indemnización por estos daños.

 

Suárez-Quiñones, quien ha recordado la obligación del Gobierno autonómico de compatibilizar la conservación del lobo con los intereses de los ganaderos, ha incidido en que la Junta indemniza cuando se producen ataques y se certifica que ha sido el lobo, a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que determinó su responsabilidad patrimonial.

 

Dicho esto, se ha comprometido a llevar al Consejo de Gobierno antes de que acabe el mes de enero del proyecto de decreto que reconoce esta responsabilidad patrimonial, aunque ha aclarado que eso no quiere decir que no se indemnice ya.

 

SEGURO EN 2016

  

Además, ha incidido en que se trabaja y se ha puesto en marcha la tramitación de un seguro para garantizar el pago más rápido de las indemnizaciones cuando proceda, el cual se implementará en el primer trimestre de 2016.

  

Por su parte, en su intervención, el procurador David Castaño ha señalado que "siempre pierden los mismos", el lobo y el ganadero, el primero débil porque depende de su conservación y el segundo porque tiene un nivel de renta bajo.

  

Por ello, ha reclamado medidas para una indemnización rápida, ya que los ganaderos que trabajan con Agroseguro reciben el dinero a tiempo, pero los que no tienen seguro y pueden demostrar el ataque por parte de los lobos tardan incluso más de nueve meses en cobrar.

  

Pero además, Castaño ha recordado que por las reses heridas no se cobra "un euro", ni tampoco por la ganado que aborta por "estrés", que es "hacer noche al pie del ganado", algo que ha comparado con vivir en una casa en la que entran a robar todas las noches.