Los fiscales anticorrupción interrogan a Urdangarin tras las preguntas del juez

Iñaki Urdangarín a su llegada a los juzgados de Palma de Mallorca

El juez que instruye el caso Nóos sólo ha estado preguntando durante 30 minutos al duque de Palma, Iñaki Urdangarin, por lo que en estos momentos, el yerno del Rey está respondiendo ya a las preguntas de los fiscales anticorrupción.

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha comenzado a declarar a las 10.00 horas ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, después de que haya llegado a los Juzgados de Vía Alemania a las 09.12 horas, acompañado de su abogado, Mario Pascual. A su entrada en el edificio, no ha hecho declaraciones a los más de 200 periodistas que le esperaban.

 

Al igual que hizo el año pasado, Urdangarin, que ha llegado con abrigo oscuro y bufanda con colores rojos y verdes, ha bajado andando la rampa que separa la puerta de entrada a los Juzgados de la calle.

 

Previamente, unos minutos antes, habían llegado los fiscales Anticorrupción, Juan Carrau y Miguel Angel Subirán.

 

A su llegada, Urdangarin, que mostraba un semblante serio, ha sido recibido por un centenar de personas situadas a una manzana de la entrada al grito de 'Devuelve el dinero', al tiempo que ha recibido varios insultos, como 'Ladrón'.

 

Concretamente, el marido de la Infanta Cristina ha llegado a los Juzgados en la parte trasera de un Peugeot 406 plateado, después de que haya aterrizado a las 08.50 horas en el Aeropuerto de Palma, junto a su abogado, Mario Pascual, y el secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, en un avión de Iberia procedente de Madrid.

 

Así, Urdangarin ha salido por la puerta de autoridades del aeropuerto palmesano y se ha introducido en la parte trasera del citado vehículo, mientras que su letrado ha cogido un taxi.

 

Por su parte, García Revenga ha salido por la puerta normal del aeródromo palmesano, donde le esperaban decenas de fotógrafos y cámaras de televisión.

 

De esta manera, a diferencia de lo que sucedió en su primera declaración ante el juez, Urdangarin no ha dormido en el Palacio de Marivent, ni ha llegado a la capital balear acompañado de la Infanta Cristina.

 

Por su parte, la Policía Nacional ha ampliado el perímetro de seguridad y ha cerrado las dos calles aledañas a los Juzgados de Vía Alemania, concretamente, Parellades y Jeroni Antich, de forma que el centenar de personas que esperaban al Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, se encuentran frente a la puerta principal de los Juzgados y, por tanto, en la parte contraria a la rampa por la que ha entrado el yerno del Rey.

 

Así, el centenar de personas que se han concentrado frente a los Juzgados han coreado gritos, como 'Urdangarin a trabajar al Burger King' y 'La Monarquía es una porquería', al tiempo que portan carteles en los que se lee 'Mallorca Antimonárquica'.

 

Asimismo, una mujer ha acudido vestida con el traje a rayas de preso y con un cartel en el que se lee 'Tu pasado en palma do, tu presente en barga do y tu futuro en car ce lado?'.

 

Por su parte, los más de 150 agentes de la Policía Nacional que rodean los Juzgados han estado pidiendo la documentación a los funcionarios de justicia que están de guardia, lo que ha provocado el malestar en algunos de ellos.

 

Mientras, en los comercios aledaños, la organización Arran ha colocado varios carteles en los que se lee 'Basta de impunidad a la corrupción', con la imagen de Urdangarin y del expresidente del Govern balear Jaume Matas.

 

Por su parte, más de 200 periodistas, algunos de ellos de diferentes países, como México, Alemania y Suiza, han esperado la llegada a los Juzgados de Urdangarin en un día especialmente frío en la capital balear, donde no se espera superar los diez grados y e incluso no se descarta que pueda nevar a lo largo del día.

 

Desvío de 5,8 millones de euros

 

El yerno del Rey será interrogado un año después de que el 25 y 26 de febrero de 2012 prestase declaración ante el juez que investiga un presunto desvío de 5,8 millones de euros a través del Instituto Nóos.

 

Así, el marido de la Infanta Cristina volverá este sábado a verse las caras con el magistrado José Castro, en esta ocasión tras las acusaciones efectuadas la pasada semana por su exsocio Diego Torres, que reforzó con numerosos correos electrónicos y otros documentos durante su comparecencia ante el instructor del caso Nóos.

 

A su declaración, fijada para las 9.30 horas, seguirá a las 13.00 la del secretario personal de las Infantas y quien fuera miembro de la junta directiva de Nóos, Carlos García Revenga, cuyo nombre figura en varios de los emails aportados por Torres y que revelan la labor de asesoramiento que habría llevado a cabo con el Duque respecto a su actividad empresarial, lo que llevó al juez a acordar su imputación en el marco de este complejo procedimiento judicial.

 

Después de que Torres apuntase que la Casa Real supervisaba y estaba al corriente de las actividades desplegadas por Nóos, ahora será el turno del yerno del Rey Don Juan Carlos de dar su versión sobre estos hechos. Y es que, según su exsocio, la labor del Instituto se realizaba más en concreto con el conocimiento de Revenga así como del asesor externo de la Casa Real y Conde de Fontao, José Manuel Romero, mientras que Urdangarin solía "consultar" con su mujer las propuestas que se abordaban en Nóos.

 

Mientras tanto, el exbalonmanista prevé ser interrogado sobre el ofrecimiento que, según Torres, le hizo a éste el abogado del Duque a cambio de que guardara silencio en torno a los hechos investigados en esta causa. De acuerdo a las palabras de su exsocio, en el despacho del letrado de Torres, el representante legal de Urdangarin, Mario Pascual Vives, ofreció pagarle los honorarios de su defensa e incluso "un buen trabajo" en Sudamérica. Algo que negó después el letrado del Duque.

 

Las relaciones del Duque con Corinna

 

Por otro lado, entre la numerosa documentación entregada al juez se encuentran los correos en los que Urdangarin pedía a la noble alemana Corinna Sayn-Wittgenstein formar parte de la fundación de ésta, denominada Laureus, por recomendación del Rey don Juan Carlos, asunto sobre el que también será previsiblemente interrogado.

 

Se da la circunstancia de que el nombre de Corinna, amiga del Rey, aparece en varios de los emails aportados hace varias semanas por parte de Torres, en los que el Instituto Nóos agradece la participación de la noble en la primera edición del Valencia Summit, investigado por un supuesto desvío de fondos públicos en su organización.

 

Otra de las cuestiones sobre las que el juez y los fiscales contemplan interpelar al encausado es el presunto fraude fiscal de hasta 470.000 en el que tanto el Duque como su exsocio habrían incurrido durante los años 2006 y 2007, de acuerdo a la documentación aportada a la causa por la Agencia Tributaria de Cataluña. En concreto, la Fiscalía imputa a ambos un delito contra la Hacienda Pública por el impago del Impuesto de Sociedades y dos por el IRPF en el caso del marido de la Infanta.

 

Y es que, según los datos de Hacienda, ambos habrían defraudado un total de 230.979 euros del impuesto de sociedades a través de Nóos durante el año 2007, todo ello al declarar gastos supuestamente "irreales" que "no podían deducirse válidamente", mientras que eleva a más de 120.000 euros cada una de las cuotas del IRPF que habría defraudado el yerno del Rey en 2007 y 2008.

 

En concreto, entre los gastos analizados por Hacienda se encuentran los procedentes de supuestos servicios prestados por sociedades relacionadas con ambos encausados, como De Goes Center for Stakeholders Management, Lobby de Comunicación, Nóos Consultoría Estratégica y Torres-Tejeiro Consultoría Estratégica, cuyas facturas "no responden a servicio real alguno", según la Agencia Tributaria.

 

La Fiscalía asevera incluso que, al margen de estos datos, la cuota defraudada podría modificarse al alza durante el curso de la instrucción debido a la existencia de más gastos deducidos por Nóos que responden al mismo patrón: facturas por servicios ficticios.

Noticias relacionadas