Los familiares han sido informados de la hipótesis de suicidio del copiloto

Juan Pardo Yáñez, un familiar de tres víctimas en el siniestro aéreo ocurrido en los Alpes franceses ha señalado que les han informado de que se tardará "varias semanas" en la identificación de las personas fallecidas en el accidente y que han sido informados de la hipótesis del suicidio del copiloto.

"Acaban de informarnos que la causa del accidente ha sido que el copiloto se ha encerrado en la cabina no ha dejado entrar al piloto y ha activado el descenso de emergencia". "No sé sabe más que eso", ha agregado Pardo Yáñez, que ha perdido a su exmujer, a su hija y a su nieta en este suceso.

Así, ha señalado que según lo que les han expuesto a los familiares el copiloto se encerró en la cabina y "luego no quiso abrirle al piloto a pesar de que aporreaba la puerta y le llamaba". "Con todos esos indicios, la suposición creo que es clara", ha indicado.

"A mí esas cosas me da lo mismo, nada de lo que pase, de lo que se diga, me las va a devolver", ha dejado claro en sus declaraciones acerca de los motivos

En una entrevista concedida a la Radio Galega este jueves, recogida por Europa Press, Pardo Yáñez ha explicado que han comenzado a recoger muestras de AND de los familiares, pero "se supone que va a durar semanas".

Juan Pardo Yáñez, que tiene vínculos con Lugo, ya que su padre fue alcalde de la localidad en los años 50 (Eugenio Pardo y Pardo), se ha trasladado a Francia para ir hasta el lugar del accidente, y ha informado de que el prefecto de Marsella ha indicado a las familias que el suicidio "es la hipótesis" que se baraja.

APOYO DE LUGO

A preguntas sobre la vinculación de su familia con Lugo y si está recibiendo el cariño de la localidad, Pardo Yáñez ha contestado que: "Por supuesto", así como "de toda Galicia", ya que tiene en la ciudad amurallada "bastante familia".

En esta entrevista concedida a la Radio Galega, que recoge Europa Press, ha indicado que aunque vive en Madrid, veranea en Pontevedra y Sanxenxo, mientras que cada año vuelve a Lugo de visita.

Junto a esto, ha explicado que desde el primer momento sabía que en ese avión iban sus familiares, porque "ellas tres iban a recoger a unos nietos que están estudiando en Inglaterra".

Cuestionado sobre si está recibiendo asistencia psicológica, ha dicho no necesitarla. "Estoy bien, hay gente muy destrozada y yo puedo soportarlo", ha expresado, después de agradecer las "llamadas y muestras de cariño y apoyo" de todos sus conocidos y amigos.

Junto a esto, ha indicado que ahora se disponen "a rendir un homenaje en la zona del accidente". "Y luego nos volveremos a España", ha señalado, aunque piensa volver con sus hijos para rendir tributo.