Los fallecidos en la residencia de Agramunt son mujeres y estaban atadas a sus camas

Imagen de los bomberos en Agramunt

Las cuatro personas que han fallecido este martes al inundarse la residencia en la que vivían en Agramunt son mujeres, que estaban en la planta baja y dormían sujetas a sus camas como medida de precaución sin que nadie pudiera acudir a tiempo para rescatarlas.  

Los cuerpos de las cuatro ancianas muertas han sido trasladados al Instituto de Medicina legal de Lleida para hacerles la autopsia.

 

El delegado de la Generalitat en Lleida, Ramon Farré, ha explicado que los servicios médicos han ofrecido ayuda psicológica a los familiares en el polideportivo del pueblo.

 

"Hemos ido a ver a las familias, les hemos acompañado la vicepresidenta, el conseller de interior, el presidente de la Diputación y yo, y les hemos dado el pésame", ha afirmado.

 

Sobre la circunstancia de que algunos ancianos del centro estuvieran atados, Farré ha apuntado que esta circunstancia "no se ha de entender como algo peyorativo, en ocasiones es algo necesario para su buena atención por la noche".

 

Noticias relacionadas