Los estudiantes extranjeros, la asignatura pendiente de las universidades españolas

www.cm-ausiasmarch.com

España es uno de los países europeos con menor porcentaje de estudiantes extranjeros en sus aulas, sólo el 2,8%, a pesar de que es el que más Erasmus tiene, 40.000 entre los que vienen y los que se van.

España es uno de los países de la Unión Europea con el menor porcentaje de estudiantes internacionales en el sistema universitario, el 2,8 por ciento, muy por debajo de países como Reino Unido (17%), Suiza (16%) y Austria (15%), según el informe 'Comparación Internacional del Sistema Universitario Español 2015' de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), presentado este lunes 18 de enero.

 

El documento pone de manifiesto que en todos los doce países analizados -España, Italia, Portugal, Grecia, Suecia, Alemania, Países Bajos, Dinamarca, Francia, Austria, Suiza, Reino Unido -- llegan más estudiantes internacionales que estudiantes son enviados. De media, por cada alumno que cursa estudios fuera del país, hay tres estudiantes internacionales entrantes, lo que significa que los países son más receptores que emisores. Concretamente, Reino Unido es el país que mayor diferencia presenta entre estudiantes de educación superior entrantes y salientes -15 entrantes por cada estudiante saliente-. En el otro extremo se encuentran Grecia e Italia, con un entrante por cada saliente. España, por su parte, se sitúa por debajo de la media, con casi dos estudiantes internacionales entrantes por cada español saliente.

 

"España no llega al 3 por ciento (de alumnos extranjeros). Este dato nos indica el largo camino que tenemos que recorrer en el campo de la internacionalización", ha indicado el presidente de la CRUE, Segundo Píriz, durante la presentación del documento, donde ha advertido de que "paradójicamente" España es el país que más 'erasmus' recibe y emite de Europa, en torno a 40.000.

 

Píriz ha reclamado la necesidad de "flexibilizar" las condiciones que permiten atraer a más estudiantes extranjeros, así como "facilitar" la llegada de este colectivo a las universidades españolas, algo que, según ha dicho, las universidades están "negociando" con los ministerios implicados. "No tiene sentido que Francia tenga el doble de alumnos latinoamericanos que España. Algo estaremos haciendo mal", ha subrayado el presidente de los rectores.

 

Asimismo, ha explicado, en declaraciones a los medios, que en España se piden "tantos requisitos" que hacen muy difícil la matriculación de los extranjeros. "Muchas universidades han sentido impotencia porque una vez firmados los convenios, estudiantes de distintos países de Latinoamérica, ya con las maletas hechas, se han encontrado tal cantidad de trabas burocráticas que muchos de ellos no han podido salir de su país", ha alertado.

 

 

MÁS GRADOS Y MÁSTERES

 

El director del informe, Francisco Michavila, catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid y director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria, ha argumentado que los países que han conseguido un porcentaje alto de estudiantes internacionales para realizar los estudios completos y no un mero intercambio han hecho un esfuerzo un gran esfuerzo por tener muchos programas en inglés. "Hace falta más grados y másteres en inglés e incidir en la formación del profesorado en metodologías educativas y en la capacitación en lenguas extranjeras", ha aseverado.

 

Michavila ha indicado que España, a diferencia de países como Francia, no ha hecho tanto esfuerzo dando ayudas y desarrollando programas dirigidos a alumnos internacionales. Como ejemplo, las embajadas francesas, que, según ha indicado, divulgan todas las actividades que realizan sus universidades, entre programas, becas y cursos, mientras que las españolas "no lo hacen, salvo excepciones" y tienen que "mejorar mucho" en este sentido.

 

Por su parte, el secretario general de Universidades en funciones del Ministerio de Educación, Jorge Sainz, ha reconocido este déficit de alumnos extranjeros en el sistema español y ha subrayado que es "algo en lo que hay que seguir trabajando". Asimismo, ha indicado que su departamento ha firmado un convenio con la Dirección General de Inmigración del Ministerio de Trabajo, dentro del Plan de Internacionalización, para que las universidades puedan "reducir la burocracia" y facilitar la matriculación de alumnos internacionales.

 

 

ESPAÑA ES DE LOS QUE MENOS PIB DEDICAN A BECAS

 

El informe analiza otras cuestiones como el perfil de estudiantes, sus preferencias, la movilidad, las ayudas al estudio, el perfil de los graduados, el gasto en educación superior, el profesorado, el personal investigador, el gasto en I+D o la situación de las universidades españolas en los ránkings internacionales. El documento refleja el esfuerzo que hace cada país en becas y ayudas al estudio en base a la proporción del Producto Interno Bruto (PIB) que destina a este fin. El valor más alto lo marca el Reino Unido (0,99%) frente a países como Francia o Suiza que realizan una inversión diez veces menor (0,10%).

 

España, por su parte, se sitúa en la antepenúltima posición en este estudio, sólo por delante de Francia y Suiza, con 11 décimas de su PIB dedicadas a ayudas a entidades privadas, por debajo de la media de los países de la OCDE (0,31%). "El dato de España es insatisfactorio, sobre todo el destinado a las familias", ha asegurado Michavila en la presentación del informe.