Los espectáculos taurinos populares crecieron en 2014, aunque las corridas descienden un 26%

Los festejos taurinos en la provincia de Valladolid crecen hasta los 702 espectáculos, una cifra ligeramente superior a 2013. 85 localidades (cuatro más) programaron algun tipo de actividad taurina. 

La provincia de Valladolid superó en este 2014 los 700 espectáculos taurinos, una cifra que es ligeramente superior a la del 2013 (691) lo que supone un incremento por tercer año consecutivo. Los expedientes de autorización tramitados fueron 146, por los 134 de 2013.

 

También crece el número de localidades hasta los 85 sumando cuatro nuevos pueblos (Brahojos de Medina, Fuente el Sol, Roales y Villanueva de los caballeros), que programaron encierros urbanos o por el campo). El número de festejos formales creció hasta los 41 espectáculos, aunque la cifra de corridas de toros descendió significativamente de los once festejos acartelados en 2013 a los siete que se celebraron este año (algo más del 26 por ciento).

 

Las novilladas con y sin picadores y los festejos del toreo a caballo se mantuvieron en 10 y 12, respectivamente, mientras que los festivales crecieron hasta los siete festejos y los espectáculos mixtos a cinco.

 

Los festejos populares especialmente encierros, capeas y concursos de cortes han tomado el pulso a las fiestas de la provincia superando esta temporada los 650 espectáculos, una cifra ligeramente por encima de los registrados en la pasada campaña. Los encierros urbanos y por el campo se llevan la palma con 379 licencias, mientras que las vaquillas, capeas y probadillas alcanzaron los 241 permisos y los concursos de cortes ascendieron desde los 27 de 2013 a los 33 de este año.

 

Los datos facilitados por la delegación territorial de Valladolid incluyen también ocho festejos tradicionales celebrados en Palazuelo de Vedija y Villafrechós con el espectáculo de la vaca enmaromada y en Tordesillas con el polémico Toro de la Vega.