Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los esparragueros de Tudela, pendientes de la aprobación de la marca de garantía

Los productores de espárragos de la localidad vallisoletana de Tudela de Duero se mantienen pendientes de la aprobación de la marca de garantía para estas reconocidas yemas con la esperanza en que al finalizar la presente campaña puedan disponer ya del sello que permita identificar y proteger la calidad de este producto.

Así lo ha asegurado a Europa Press Enrique Belloso, uno de los tres productores de espárragos tudelanos, quien, tras recordar que la aspiración inicial era contar con la marca de garantía esta misma campaña, ha asumido que los trámites van más lentos de lo deseado, si bien ha insistido en su deseo de poder finalizar la campaña de 2015 con la marca de garantía.

 

El reglamento de la futura marca de garantía del espárrago de Tudela de Duero está ya en el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) donde se están realizando las oportunas revisiones del texto para, tras su aprobación definitiva, pasar por el Registro de Patentes y Marcas para recibir el visto bueno final.

 

"Va lento", ha asumido Enrique Belloso, quien ha asegurado que iniciar la campaña de comercialización del espárrago de Tudela de Duero con la Marca de Garantía favorecería la venta de las tradicionales yemas de esta comarca vallisoletana.

 

Precisamente, las huertas de Tudela de Duero están empezando ya a dar los primeros frutos en una campaña que ha comenzado "un poco más tarde" de lo habitual como consecuencia de las heladas de finales del mes de marzo que retrasaron el brote de las yemas.

 

Aunque los primeros espárragos se sacaron hace 4 o 5 días no ha sido hasta este martes, 7 de abril, cuando se ha empezado a generalizar la cosecha de estos tallos que, en una campaña normal, se tendrían que haber sacado ya hace quince días.

 

Según ha explicado Belloso, para una buena campaña para el espárrago de Tudela sería ideal que en las próximas semanas no haya heladas y que las temperaturas oscilen entre los 20 grados diurnos y los 8 nocturnos y que tampoco llueva ya que "el espárrago no quiera agua, lo quiere en verano".