Los españoles viajamos más... y no por trabajo

La práctica totalidad del incremento registrado corresponde a los viajes internos, que supusieron el 93% del total de los viajes realizados.

Los turistas españoles realizaron 8,8 millones de desplazamientos durante el mes de febrero, un 10% más en comparación con el mismo mes de 2013, según los datos avanzados de la encuesta Familitur de Movimientos Turísticos del Instituto de Estudios Turísticos (IET), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

  

Este crecimiento, constata que se mantiene el cambio de tendencia iniciado en agosto de 2013 en la demanda nacional, que supone el 50% de la actividad turística en España, tras siete meses consecutivos de incrementos y después de que 2014 arrancara con un incremento del 19,4% de los viajes de residentes, hasta 12 millones de desplazamientos.

   

En el segundo mes del año, la práctica totalidad del incremento registrado corresponde a los viajes internos, que supusieron el 93% del total de los viajes realizados, y crecieron en mayor medida que los emisores.

 

La mitad de los viajes realizado en febrero fueron por motivo de ocio, con un aumento destacable, mientras que uno de cada tres viajeros fueron para visitar a familiares o amigos.

 

 

Por contra, los viajes de trabajo descendieron, frente a los viajes de fin de semana, seis de cada diez, registraron un "notable" crecimiento.

 

El aumento en el número de viajes favoreció a todos los tipos de alojamiento, que registraron tasas positivas. En cuatro de cada diez viajes se utilizó la vivienda propia, y en dos el alojamiento hotelero.

 

Por comunidad de destino, la mayoría se anotaron un aumento del número de viajes recibidos. Entre las principales comunidades de destino destacaron los crecimientos de la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, frente al leve retroceso de Andalucía.

 

En 2013, los turistas nacionales realizaron 155 millones de desplazamientos, un 2,3% menos en comparación con 2012, con un descenso más acusado de los viajes emisores que de los internos, realizados en nueve de cada diez ocasiones.

 

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, reconocía ayer que aunque el turismo doméstico es aún "la asignatura pendiente", dado que va ligado a la evolución de la economía nacional, "empieza a mostrar signos de recuperación".

 

LOS VIAJES DE TRABAJO ENCADENAN 23 MESES DE CAÍDAS

   

Según esta encuesta, que publica los datos definitivos correspondientes a noviembre de 2013, los españoles realizaron 10,2 millones de viajes, lo que supone un aumento del 0,4% con respecto al undécimo mes de 2012, y 40.000 viajes más que en el mismo mes del año anterior, y siguiendo la tónica de meses anteriores.

 

De enero a noviembre de 2013, se contabilizaron 142 millones de viajes, un 4% menos que en el mismo periodo de 2012, con un retroceso del 3,4% de los viajes internos y del 11% de los viajes al exterior.

 

En noviembre, de cada diez viajes, cinco fueron de ocio, y cuatro para visitar a familiares o amigos (+4,8%) frente a la práctica totalidad de los primeros (+0,8%). A este crecimiento contribuyó el aumento de los viajes de estudios, que parecen consolidar su recuperación al anotar su quinto mes de crecimiento en el año (+4,8%).

 

Por el contrario, los viajes de trabajo retrocedieron un 21,3%, encadenando 23 meses de descensos, caída que se compensó por el aumento del resto de los motivos. Disminuyeron los viajes de fin de semana (-4,4%), así como los viajes de puente en los que se utilizó el coche (-0,8%) o el avión (-0,3%), que sufrieron leves caídas. Estos últimos, pese a encadenar 14 meses de descenso, parecen suavizar la caída, mostrando por primera vez una tasa de descenso inferior al -6%.

 

En noviembre, Andalucía, Cataluña, Castilla y León y Comunidad acapararon el 51,9% de los viajes internos. Cataluña (-14,6%) y Comunidad Valenciana (-0,3%) registraron descensos, mientras que Andalucía (+10,9%) y Castilla y León (-1,6%) se anotaron incrementos. También se anotaron crecimientos Baleares, Castilla-La Mancha y Navarra, frente a las caídas registradas por Asturias, La Rioja y País Vasco.

   

En cuanto al alojamiento, el hotelero creció un 1,9%, mientras que el no hotelero se mantuvo estable. En el caso del alojamiento no hotelero, dos de cada cinco viajeros españoles utilizaron la casa de familiares y amigos, mientras que la vivienda propia o alquilada retrocedió.

   

Por medio de transporte, cayeron los viajes en avión (-0,3%), encadenando catorce meses de caídas pero moderando su descenso, mientras que el tren repuntó un 20,5%, un 2,4% los viajes en autobús. Por contra, los viajes en coche retrocedieron un 0,8%.