Los españoles que cambian de provincia por motivos laborales aumentan un 12,5% en 2013

Randstad ha detectado que los contratos que implican emigración laboral entre provincias por motivos laborales va en aumento, y desde 2012, los desplazamientos de los trabajadores a otras provincias han aumentado un 12,48%.

La empresa de trabajo temporal ha remarcado, tras analizar los datos recogidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que la movilidad ha aumentado, pero que también lo ha hecho el número de contratos totales. En España se generaron 14,8 millones de contratos, de los cuales 1,8 millones motivaron procesos de migración entre provincias.


El índice de movilidad de salida se situó en 2012 en el 11,56%, cuando el acceso al mercado laboral por la vía de la migración supuso 1,6 millones de firmas. En el año 2013, esta tasa creció un punto porcentual con respecto al año anterior, hasta situarse en el 12,48%.

En este sentido, el cuarto trimestre del año ha sido el que mayor número de contrataciones con desplazamiento ha registrado, hasta 532.382 desplazamientos; seguido del segundo, 449.870 contratados con desplazamientos. Randstad señala que esta tendencia viene motivada, en parte, por el aumento de contratación en Navidad y en la campaña de verano, respectivamente.

MADRID Y CATALUÑA, LAS MÁS RECEPTORAS

La Comunidad de Madrid y Cataluña son las comunidades más receptoras de trabajadores; durante 2013, se realizaron 283.730 contratos a personas procedentes de otras provincias en la Comunidad de Madrid, y 139.425 madrileños consiguieron trabajo fuera. Por su parte, Cataluña registró 250.229 entradas con contrato de trabajo y 220.938 salidas, siendo Barcelona el principal eje de movilidad.

En el otro lado de la balanza, se encuentra Andalucía, con 402.324 contratos a trabajadores que llegan y 485.040 contratos a los que se van, seguida por Castilla y León, que registra 80.063 entradas y 110.963 salidas, y Castilla-La Mancha, con 134.472 entradas y 161.960 salidas.