Los errores de novato cuestan un punto al Atlético Valladolid

La fiesta del retorno al balonmano Asobal no fue completa en Huerta del Rey porque en el primer partido de la temporada los locales dejaron escapar, en los últimos segundos, el empate ante Puente Genil (26-27)


 

ATLÉTICO VALLADOLID: Javi Díaz, Diego camino (1), Fernando (6), Rubén Río (2), Miguel Camino (2), Víctor Rodríguez (2), Abel Serdio (2) -siete inicial-. Nico López, Turrado, De la Rubia (1), Roberto (2), Viscovich (1), Jorge Serrano, Loraque (1), Dujshebaev (6).

 

PUENTE GENIL: Jorge Oliva, Alberto Castro, Cuenca (2), Bujalance (1), Paraja, Revin, Rudovic (2) -siete inicial-. Moya (1), Álvaro de Hita, Josic (5), Bandera (2), Melgar, Moreira (10), Porras (3), Mekaru (1), Manu Díaz.

 

PARCIALES: 1-2, 3-5, 6-7, 10-10, 15-12, 18-14, 21-17, 22-19, 23-22, 24-23, 25-25, 26-27.

 

ÁRBITROS: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros

 

INCIDENCIAS: 1.300 personas en Huerta del Rey en el primer partido de la temporada 2016/17

El regreso de Valladolid a la élite del balonmano nacional fue agridulce. Los errores de novato durante todo el partido, pero en especial en varias jugadas clave que condicionaron el resultado final, provocaron que los de Nacho González dejaran escapar los puntos en un duelo, ante Puente Genil de Córdoba, en el que fue por delante en el marcador buena parte del tiempo.

 

Huerta del Rey se engalanó para recibir a la categoría AsobalL. La pista nueva brillaba para el estreno del Atlético, que antes del partido recibió por parte del presidente de la Federación Española de Balonmano su trofeo como campeón de la División de Honor la pasada campaña.

 

Ya con el balón en movimiento se vio que aún quedan cosas que mejorar en ambos equipos. Los errores típicos de estas alturas, como la falta de fluidez o las imprecisiones, aparecieron sobre el parqué. En los primeros cinco minutos el parcial fue de un pobre 1-2, y fue Víctor Rodríguez quien tuvo el honor de hacer el primer gol de Asobal en la historia del Recoletas Atlético Valladolid.

 

Se entonaron los locales, bajo la dirección de Diego Camino, y lograron remontar el camino perdido en el marcador hasta ponerse por delante pasado el ecuador del primer tiempo, al provechar tres exclusiones visitantes consecutivas. Los goles del capitán Fernando Hernández y sobre todo la aportación ofensiva de un jugador llamado a ser uno de los grandes, Daniel Dujshebaev, sirvieron para que al descanso se llegara con una renta de 18-14. Diferencia que pudo ser mayor, como luego lamentó Nacho González, si la defensa azulona hubiese sido más fuerte en la última jugada donde Puente Genil, agotados los pases en situación de pasivo, logró sacar un siete metros justo sobre la bocina.

 

El segundo acto comenzó con un robo de un activo Abel Serdio que sirvió para que Fernando anotase el decimonoveno gol de los suyos. Pero con el paso de los minutos el Atlético Valladolid se diluía, Camino se volvía gris, y crecía la figura de un Javi Díaz que fue quien sostuvo al equipo. Con 22-21, en el minuto 42, Nacho González solicitó tiempo muerto para tratar de devolver la energía a los suyos pero Puente Genil ya había logrado salvar la diferencia de goles en contra e iba en tendencia positiva hacia la remontada. La roja que vio Nico López en el 52' no ayudó a cambiar esa dinámica.

 

Apoyados en Tomás Moreira, pivote que con 10 goles destrozó a una defensa vallisoletana que no supo como cerrar la hemorragia por el centro, los cordobeses entrenados por Quino Soler lograron el 25-26 a falta de un minuto para el final. Con un jugador menos en pista por la exclusión de Revin los andaluces encajaron el 26-26 y entonces llegó el otro gran error concreto de los locales. Con posesión para Puente Genil, y sin jugar la opción de portero-jugador, la defensa del Atlético se dejó arrastrar y permitió que, a falta de tres segundos, Josic se quedara completamente solo y en una posición centrada ante Javi Díaz, al que batió para hacer el definitivo 26-27 que dio al traste con sacar puntos en el debut en Asobal.

 

"HEMOS PERDIDO EL PUNTO POR PARDILLOS"

 

Nacho González en rueda de prensa reconoció que su equipo pagó la novatada. "Hemos pagado el ser novatos, pardillos, errores en pequeños detalles que son los que marcan la diferencia, como los goles en los finales del primer y segundo tiempo" autocriticaba el técnico, que incidió en su análisis: "El rival ha leído muy bien nuestra defensa. Tras la roja de Nico López el partido ha entrado en una fase de tensión y no hemos estado fluidos en ataque, ellos han jugado los momentos importantes más calmados que nosotros".

 

 

No obstante Nacho González también quiso aportar una versión más optimista de lo vivido sobre la cancha. "Hemos hecho un partido para llevarnos algo positivo. Ha habido fases buenas pero no hemos roto el partido cuando pudimos hacerlo y en la segunda parte nos ha pesado el brazo. El miércoles 14 (20:30 horas, en Pamplona, frente a Anaitasuna) volvemos a jugar y ya pensamos solo en ese partido".