Los Duques de Cambridge abandonan el hospital sin revelar el nombre de su hijo

A la salida del centro médico aseguraron: "Todavía estamos pensando un nombre para él"

Los duques de Cambridge han abandonado este martes por la tarde el hospital londinense de Saint Mary con su hijo en brazos, apenas 24 horas después de que la princesa Catalina diese a luz a quien ya ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión al trono británico.

 

A la salida, en torno a las 19.15 (una hora más en la España peninsular), han agradecido las muestras de apoyo. "Ha sido muy emotivo", ha dicho Catalina al referirse al nacimiento de su hijo. "Todo padre sabe lo que se siente", ha añadido.

 

El príncipe Guillermo ha bromeado con el peso del bebé y, en declaraciones a los periodistas, ha afirmado que "afortunadamente" el niño se parece a su madre, según informan los medios locales. Sobre el nombre de la nueva alteza real, la pareja mantiene la tradición de esperar: "Todavía estamos pensando un nombre para él".

 

Guillermo y Catalina, junto al recién nacido, regresan ahora al Palacio de Kensington, su residencia oficial, según ha informado en Twitter Clarence House.

 

VISITA DE ABUELOS

 

Durante la jornada, apenas han trascendido detalles del interior del hospital, al margen de que tanto la madre como el bebé se encontraban en perfecto estado. Lo poco que se ha conocido de puertas para afuera ha llegado por boca de las visitas, en particular los padres de Catalina y Guillermo.

 

Michael y Carole Middleton fueron los primeros en acudir al centro médico donde dio a luz su hija, Kate, el lunes. A la salida, y tras una visita de alrededor de una hora, la madre de la duquesa de Cambridge aseguró que su nieto era "absolutamente precioso".

 

En declaraciones a los periodistas que hacen guardia junto a la clínica, Carole Middleton afirmó que los recién estrenados padres se están comportando de forma "fabulosa" en su nueva faceta y negó que haya sugerido nombres, según los medios británicos.

 

El príncipe Carlos y su mujer, la duquesa de Cornualles, acudieron posteriormente al hospital para conocer al recién nacido. Media hora después de su llegada, el heredero al trono abandonó el centro y, a las preguntas de si todo estaba transcurriendo según lo previsto, respondió: "Esperen y vean, lo verán en un minuto".