Los dos jóvenes heridos graves al ser atropellados por un coche el viernes en Murcia continúan con pronóstico reservado

Los dos jóvenes de 16 años heridos graves al ser atropellados por un coche en Murcia, en el mismo accidente en el que un joven perdió la vida, continúan ingresados con pronóstico reservado, según informaron a Europa Press fuentes del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y de la Consejería de Sanidad.
MURCIA, 14 (EUROPA PRESS)



En concreto, el joven herido permanece ingresado en la unidad de reanimación del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca con pronóstico reservado.

Por su parte, la joven que resultó herida se encuentra ingresada en el Hospital Morales Meseguer de Murcia a cargo de la unidad de traumatología.

El conductor del coche podría haber circulado con exceso de velocidad, al tiempo que se produjo una "posible" irrupción de los tres chicos en la calzada con el semáforo en rojo, según las causas probables del accidente que aparecen reflejadas en el parte elaborado por la Dirección General de Tráfico y facilitado por la Delegación del Gobierno.

El accidente mortal tuvo lugar a las 20.55 horas, cuando un joven de 17 años falleció y otros dos resultaron heridos graves al ser atropellados por un coche en la avenida Ronda Sur de Murcia, a la altura del cruce con el barrio de Santiago el Mayor.

Al lugar acudieron efectivos de la Policía Local, una Unidad Médica de Emergencias (UME), una ambulancia de Cruz Roja y dos ambulancias del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) que atendieron a los jóvenes, uno de los cuales era una chica.

Uno de los heridos presentaba fractura abierta de tibia y peroné, mientras que el otro sufrió traumatismos múltiples y un trauma craneoencefálico, por lo que fueron trasladados al Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y al Hospital Reina Sofía.

El conductor del coche, de 24 años, se encontraba en el lugar del suceso y resultó herido en el ojo como resultado del accidente, por lo que fue trasladado también al Hospital Virgen de la Arrixaca.

El Juzgado de Guardia decretó para el conductor la obligación de comparecer quincenalmente en el juzgado, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia en un comunicado.

De este modo, el joven, que había pasado a disposición judicial, fue detenido por el siniestro, en el que falleció un joven 17 años y otros dos resultaron heridos graves, imputado por homicidio imprudente y dos lesiones imprudentes.