Los dos detenidos en el intento de parar un desahucio en Alicante quedan en libertad y son citados a un juicio rápido

Las dos personas que este martes han sido detenidas en Alicante durante el intento por frenar un desalojo, acusadas de resistencia y atentado contra los agentes de Policía cuando éstos han abierto paso entre los manifestantes de Stop Desahucios que bloqueaban el acceso a la vivienda, han sido puestas en libertad y citadas este próximo miércoles a un juicio rápido, según han informado a Europa Press fuentes policiales y del colectivo ciudadano.
ALICANTE, 07 (EUROPA PRESS)



La convocatoria para detener el lanzamiento también se ha saldado con otras cuatro personas lesionadas, entre ellas la hija de 15 años de la pareja afectada, que ha sufrido una ataque de ansiedad.

Los arrestados son una mujer, --madre de otra familia que tiene señalado su lanzamiento para el próximo 26 de mayo--, y un joven, ambos cubanos disidentes del régimen castrista, quienes, al igual que la familia desahuciada, llegaron en 2011 de acuerdo con un convenio entre la Iglesia y el Gobierno español.

Así, las fuentes consultadas han explicado que ambos han sido puestos en libertad "tras los trámites oportunos", al tiempo que se les ha citado para un juicio rápido que tendrá lugar este próximo miércoles por los hechos de los que se les acusa.

El desahucio de la familia, de origen cubano y con tres hijos --dos de ellos menores--, estaba fijado para las 10.30 horas de este martes, en una vivienda de la calle Colombia de la capital alicantina, lugar en el que cerca de 80 miembros y simpatizantes de la plataforma Stop Desahucios se han concentrado desde una hora antes para intentar evitar el desalojo.

La comisión judicial ha llegado puntual, si bien al percatarse de la protesta ha permanecido a la espera de que el juzgado le confirmara la orden de desahucio por impago de alquiler. Tras recibir la orden afirmativa, los efectivos de la Policía Nacional desplazados al lugar se han abierto paso entre los manifestantes para que la comisión pudiera acceder al interior del inmueble.

Para ello, sin embargo, los agentes han tenido que apartar a los participantes, que han ofrecido una "fuerte" resistencia, lo que ha llevado a la policía a detener a dos de ellos acusados de atentado a agente y resistencia a la autoridad.

VARIOS LESIONADOS

Durante el forcejeo con la policía, una de las hijas de la familia afectada, de 15 años, ha sufrido un ataque de ansiedad y ha sido trasladada al Hospital General de Alicante en una ambulancia.

Al respecto, la madre de la familia, Ismara Sánchez, ha declarado a Europa Press que un agente "ha cogido del cuello" a la menor, y ha lamentado que no tiene ningún familiar ni allegado que pueda darles alojamiento a partir de ahora, por lo que ha asegurado que no sabe dónde pasarán esta noche.