Los dos concejales independientes del Ayuntamiento de Aldeamayor, fuera de juego

El alcalde de Aldeamayor, Bernardo Sanz, acompañado del secretario provincial del PSOE, Javier Izquierdo. A.MINGUEZA

El alcalde socialista, Bernardo Sanz, ha destituido a Francisco Claro y a Félix Calleja, de manera que quedan fuera del equipo de Gobierno tras la denuncia del segundo al primero esta semana.

“No se trata de una decisión que hayamos tomado en caliente, hemos esperado 48 horas, lo hemos hablado y hemos decidido que era la mejor opción”. Así se expresaba Bernardo Sanz, alcalde socialista del Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín, en referencia a la medida de dejar fuera del equipo de Gobierno a los dos concejales independientes del Consistorio, Félix Calleja y Antonio Claro, tras los últimos acontecimientos acaecidos esta semana.

 

Todo se remonta al pasado martes, cuando tras una denuncia del primero al segundo, supuestamente por usar fondos públicos de manera ilícita, Claro tuvo que acudir al Juzgado a testificar de manera exprés. Y es que las continuas peleas de estos dos concejales, que fueron expulsados en su día de UPyD para quedar como independientes por apoyar varias decisiones del alcalde socialista, han terminado con una decisión previsible, que “ya se venía madurando desde hace tiempo”, tal y como siguió Sanz.

 

“De esta manera, Francisco Claro, de la Concejalía de Servicios y Medio Ambiente, y Félix Calleja, de la de Industria y Empleo, quedan fuera de sus funciones”, incidió el alcalde, que reconoció que estas dos concejalías “mueven cerca del 50% del presupuesto del Ayuntamiento”, en labores varias como alcantarillado, alumbrado de calles o servicios de limpieza. “En estos cinco o seis meses que quedan de legislatura, el resto del equipo se hará cargo de sus funciones”.

 

“La paciencia del resto de miembros del Gobierno estaba ya más que sobrepasada”, ha seguido Sanz. A punto estuvieron de tomar la decisión de expulsarles el pasado verano, pero al tratarse de un periodo de poca actividad en el Ayuntamiento y la inmersión en las Fiestas Municipales provocaron que hubiera que esperar un poco más.

 

Y es que la historia viene de lejos. Primero estos dos concejales fueron expulsados de UPyD al apoyar varias decisiones socialistas, de manera que ambos quedaron como grupo independiente. Acto seguido, las continuas peleas entre ellos mismos provocaron su escisión, por no hablar de las discusiones en varios plenos, que eran una constante. De esta manera Calleja, supuestamente por venganza, decidió denunciar a Claro por varios gastos de fondos públicos que estarían sin justificar, algo que este negó por activa y por pasiva este martes en el Juzgado.

 

Pero la decisión del Ayuntamiento de Aldeamayor estaba tomada; ambos estaban fuera tras este último pleito. “Hemos sido bastante ‘consentidores’ [sic] con ellos, esta última denuncia ha sido el culmen”. De no haberles echado esta semana “se hubiera acabado haciendo tarde o temprano”, tal y como expuso el alcalde socialista.

 

POSIBLE AUDITORÍA

 

Ante las preguntas de los medios en las que se recordaba a Sanz que Calleja pedía mayor trasparencia en las cuentas públicas desde hace bastante tiempo, no negó la mayor el primer edil. “Es que el señor Calleja siempre lo ha dicho en voz alta en los plenos, pero nunca ha presentado un escrito formal para solicitarlo. Si todos los partidos creemos que es lo mejor, lo haremos sin ningún problema”, incidió antes de dejar caer que “no le importaría hacer una auditoría” para ello.

 

De esta manera, el PSOE pierde su mayoría en el Ayuntamiento para estos meses que quedan de legislatura, ya que hasta ahora el pleno estaba conformado por tres concejales del partido socialista, uno de IU, los dos independientes expulsados (estos tres hicieron un Pacto de Gobierno para superar a los otros cinco), dos de Unidad Regionalista y tres del Grupo Popular. “Es una decisión que había que tomar a pesar de ello”, concluyó Sanz.

Noticias relacionadas