Los diseñadores de Valladolid se atreven con la SEMINCI

Veronica Forqué, Paloma Bloyd y Laia Alemany vestidas por diseñadores Vallisoletanos. A.MINGUEZA

Ellas se atrevieron y eso ha servido de escaparate a la moda de Valladolid. Luciendo diseños femeninos y con sello vallisoletano, así fue como algunas de las artistas asistieron a la gala inaugural de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La alfombra roja inaugural de la 59ª edición de la SEMINCI se convirtió en una pasarela que derrochaba glamour. El motivo eran los personajes del mundo cinematográfico que elegantes, desfilaban por ella pero también como consecuencia de unos looks made in Valladolid. Los estilismos tenían el sello pucelano y eso se notaba.

 

No debemos olvidar que la SEMINCI es la Semana del Cine en Valladolid pero como dijo la concejala de Cultura en la presentación de este showroom, “quizá en un futuro también sea la de la moda”. Y bien podría comenzar este año porque los atuendos de algunas celebrities no pasaron desapercibidos.

 

Una de las más esperadas, Verónica Forqué, apareció del brazo de su hija y con una falda muy vistosa de tafetán rosa con abullonados irregulares y cuerpo de punto con escote barco de la diseñadora Noelia Moya. Las sandalias que calzaba la actriz eran de Rocío Mozo  mientras que la cartera y la joyería pertenecían a Francis y Teo y a Mila González, respectivamente.

 

Un vestido largo y ajustado en tonos otoñales y escote de vértigo fue el atuendo que escogió Laila Alemany. El diseño es de Esther Noriega, los zapatos de Rocío Mozo, el bolso de Francis y Teo y las joyas de Antonio Zuñiga.

 

La joven Paloma Bloyd que no pasó desapercibida por el vestido corto y negro de aberturas laterales y frontales que vestía, eligió unos pendientes de Antonio Zuñiga y un anillo de Kiko Contreras.

 

Enrique López Lavigne fue el único hombre que se atrevió a ponerse en manos del Showroom oficial del evento. Lució un traje oscuro de Creni con camisa blanca y pajarita de la marca Mirto.

 

La directora rusa Julia Ivanova, jurado de Tiempo de Historia en esta edición de la Seminci, deslumbró con un elegante vestido verde botella de Irene Cuesta, tacones de Rocío Mozo y joyas de Kiko Contreras.

 

En total una docena de invitados se atrevieron con creaciones vallisoletanas ya fuera en costura, joyería, bolsos, calzado o accesorios. Diseños exclusivos que se dejaron ver en esta inauguración de la 59ª edición de la Seminci.