Los delitos se reducen un 5,5% durante el primer trimestre de 2013 en nuestra región

La tasa de criminalidad (infracciones por cada 1.000 habitantes) baja 0,2 puntos. Hay un repunte de los robos con fuerza e intimidación pero también se esclarecen mayor número de estos delitos. 

El Ministerio del Interior presenta el Balance de Criminalidad correspondiente al primer trimestre de 2013 en el que como novedad se agregan las infracciones penales registradas por aquellos Cuerpos de Policía Local que facilitan datos de criminalidad al resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. De esta forma, los datos presentados muestran una imagen más acorde y aproximada a la realidad de la incidencia de la criminalidad en España.

 

Este informe desglosa los datos según las infracciones penales, delitos y faltas, registradas no sólo a nivel nacional, sino también por Comunidades Autónomas y provincias.

 

Y según los datos facilitados por el Ministerio durante el primer trimestre de 2013 los delitos se reducen un 5,5% en Castilla y León respecto al mismo período del pasado año. Si sumamos delitos y faltas, el porcentaje de infracciones también se reduce un 2,8%.

 

La tasa de criminalidad (infracciones por cada 1.000 habitantes) baja 0,2 puntos respecto a 2012, pasando de 33,1 a 32,9 puntos. Este datos supone que Castilla y León está 14,8 puntos por debajo de la media nacional (47,7 puntos).

 

Tras la ligera subida con la que acabó la estadística de la Guardia Civil de Castilla y León durante el año 2012, cabe resaltar los buenos resultados que están obteniendo en lo que va de año 2013, con un descenso en delitos y faltas superior al 3%.

 

Respecto al robo con fuerza en domicilios del 6,2% en 2013, destacar también que, tras el cambio en la metodología de la estadística durante el año pasado, se ha producido un descenso considerable respecto al primer trimestre del pasado año 2013, que fue del 56,3%.

 

Otros datos positivos se refieren a un ligero descenso de la delincuencia violenta    (-1,1%), robos con fuerza (-2,4%), sustracción de vehículos a motor (-27,6%).

 

Se produce un repunte de los robos con fuerza e intimidación (15.2%), aunque hay que destacar que se ha producido también un aumento en los delitos esclarecidos y detenciones en este apartado de la delincuencia, al igual que en el caso de delitos relacionados con las drogas, que suben un 7,7%, pero también se contrarrestan con los delitos esclarecidos y el aumento en los detenidos.

 

Castilla y León se encuentra entre las seis comunidades autónomas más seguras de España, siendo la mayor de las seis en extensión y provincias.

 

Los indicadores de seguridad que se especifican en este informe comprenden diferentes categorías: cifra total de delitos y faltas, homicidios dolosos y asesinatos consumados, delincuencia violenta, robo con violencia o intimidación, robos con fuerza, sustracción de vehículos a motor, tráfico de drogas, daños, y hurtos.

 

La casi totalidad de estos indicadores son los que establece y determina la Oficina Europea de Estadística (EUROSTAT).