Los delfines ya se comunicaban hace 26 millones de años

Fósil de oído de hace 26 millones de años

Millones de años antes de que los humanos caminaran sobre la Tierra, los delfines evolucionaron su propio sistema sensorial o de comunicación, un sistema único en el reino animal. Ahora, el fósil de un oído de estos mamíferos ha puesto fecha al inicio de este desarrollo.

Los delfines modernos y otras ballenas dentadas (un grupo conocido como odontocetos) utilizan frecuencias de sonar complejas o 'ecolocalización' para comunicarse entre sí, navegar por los mares profundos, y para cazar a sus presas. Son los únicos mamíferos marinos que han desarrollado la capacidad de escuchar y analizar este tipo de sonidos de alta frecuencia.

Sin embargo, los científicos no sabían, hasta ahora, cuándo empezó la evolución de esta increíble capacidad. Ha sido un equipo de científicos de la Universidad de Monash y del Museo Victoria quienes han resuelto este enigma tras un estudio que ha sido publicado en 'Royal Society Biology Letters'.

Para ello usaron el fósil del hueso del oído de un xenorophid (uno de los primeros odontocetos), que se encontraba en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian. Usaron la tecnología de escaneo CT para observar en el interior y dataron la pieza en 26 millones de años.

"Cuando vi por primera vez en el oído interno del xenorophid, me quedé impresionado por lo increíblemente similares que eran a los de una vieja ballena dentada", ha indicado uno de los autores principales, Travis Park.

Esto significa que incluso los más antiguos antepasados de las ballenas y delfines dentados actuales habrían sintonizado oídos para oír el sonido de alta frecuencia que utilizan y, por lo tanto, ya tendrían la capacidad de ecolocalizar al igual que sus parientes vivos.

Los expertos han indicado que este es un descubrimiento importante que ayuda a comprender el momento de la aparición de la ecolocalización, que se considera un ingrediente esencial en el éxito evolutivo de los odontocetos, permitiendo que se propaguen a todos los rincones del mundo y convertirse en el más diverso de todos los mamíferos marinos en el proceso.