Los contratos indefinidos dan un pequeño respiro a los jóvenes de Valladolid

Unos jóvenes trabajan frente a un ordenador. TRIBUNA

En 2014 se firmaron 425 de estas contratas para menores de 25 años, 191 más que en 2013 y 81 más que en 2008, en el inicio de la crisis.

LAS CIFRAS

 

Contratos indefinidos para jóvenes en Valladolid:

 

En 2014: 425

 

En 2013: 234

 

En 2008: 344

Buenas noticias para los jóvenes de España y, por ende, para los de Valladolid. En consonancia con los datos globales del paro en el país, que demuestran que la recuperación económica amaga con convertirse en realidad, los contratos indefinidos para menores de 25 años han aumentado nada más y nada menos que un 54’3% en 2014 respecto a los que se firmaron en 2013.

 

Esto, traducido en cifras que ha facilitado la agencia de recursos humanos Randstad, supone que se dieron un total de 33.321 de estas contratas el año pasado, mientras que en el anterior tan ‘solo’ 21.601 jóvenes encontraron un trabajo estable. ¿Y para Valladolid? Pues el incremento también se ha dejado notar de manera sustancial, de manera que en 2014 estos contratos sumaron un total de 425 por los 234 de 2013.

 

¿Supone esto una auténtica recuperación económica para España? No es tan sencillo, como se encargaron de recordar este viernes sindicatos y oposición tras el conocimiento de los paros de la Encuesta de Población Activa –EPA-. Este informe desveló que el paro bajó en 477.900 personas en 2014 respecto a 2013, en principio buena noticia, pero queda pendiente de revisar las condiciones particulares de dichos contratos.

 

Otra de las cuestiones a la orden del día en estos estudios suele ser la diferencia entre sexos. Pues bien, a nivel nacional la diferencia es casi inapreciable. De los 33.321 contratos españoles, un 49’6% correspondieron a hombres y un 50’4% a mujeres. Sí hay práctica igualdad en este sentido.

 

Pero regresando a Valladolid, todo lo que sea el aumento de estos números supone una buena noticia. Mirando a las cifras de 2008, justo al principio de la crisis, fueron 344 jóvenes menores de 25 años los que consiguieron uno de estos contratos indefinidos, 81 menos que los ya nombrados de 2014. La recuperación económica, aunque sea de forma tímida, parece que empieza a asomar.